Campesino de Laos y sus hijas. Foto: Tineke D'Haese/Oxfam

La tierra y los recursos naturales de Laos no están en venta

“Crear una red de contactos a nivel político es crucial para impulsar cambios en las políticas y en la legislación”
Dominique Van Der Borght
director de la oficina de Oxfam en Laos

Laos es un país rico en recursos naturales. Por este motivo, los países vecinos lo miran con ambición y las inversiones extranjeras en minería, energía hidroeléctrica y plantaciones agrícolas están creciendo rápidamente. Esta tendencia económica ejerce una presión creciente sobre los recursos naturales y sitúa en riesgo de exclusión a las comunidades más vulnerables, sobre todo al 70 % de la población que depende directamente de dichos recursos para subsistir. 

Oxfam se ha comprometido con los hombres y mujeres de las zonas rurales del país para defender sus derechos de acceso y control de los recursos naturales y de producción segura, suficiente y sostenible de alimentos, tanto para sus familias como para el conjunto del país. Puesto que el trabajo colaborativo permite alcanzar mayores resultados, Oxfam apoya al Grupo de Trabajo de Temas Relativos al Uso de la Tierra (Land Issues Working Group) con el fin de reforzar el control de las comunidades sobre la tierra, los bosques y los recursos naturales.

El Grupo de Trabajo de Temas Relativos al Uso de la Tierra (LIWG por su acrónico en inglés) fue establecido en 2007 por varias ONG internacionales preocupadas por el impacto negativo que los proyectos de explotación de los recursos naturales y de cambio de los usos del suelo podían tener sobre los medios de subsistencia de los grupos más excluidos de la sociedad laosiana. Por una parte, la inversión privada mejora el acceso a los servicios y crea puestos de trabajo; por otra, reduce el acceso a la tierra de los pequeños propietarios, que son desplazados por los concesionarios en una dinámica de economía extractiva insostenible. El LIWG considera que es urgente intervenir para evitar este proceso.

Apoyar a las comunidades para aumentar su capacidad de gestión y control sobre sus propios recursos naturales

El objetivo inicial del LIWG era informar sobre la problemática de la tierra y los recursos naturales en Laos. Más adelante incluyó el desarrollo de iniciativas comunes para solucionar dichos problemas. En la actualidad el LIWG se compone principalmente de personal de ONG locales e internacionales y de otras personas implicadas en el ámbito de los usos de la tierra. Oxfam se unió al grupo en sus inicios y desde entonces le proporciona apoyo.

El LIWG promueve la concienciación pública y la comprensión de los impactos sociales, económicos y medioambientales de los proyectos vinculados a la explotación de la tierra y de los recursos naturales. Para ello recopila y divulga información, facilita el diálogo entre actores y lleva a cabo estudios con el doble objetivo de conseguir una mayor implicación de la sociedad civil en la toma de decisiones relativas a la gestión del territorio y de apoyar a las comunidades rurales para mejorar su gestión y control sobre los recursos naturales.

Poco a poco, el LIWG consiguió establecer un diálogo con el gobierno de Laos sobre los problemas derivados del uso de la tierra. Recientemente le fue concedida audiencia en la Asamblea Nacional para tratar la situación de la tierra, el agua y la energía en el país. En la presentación incluyó casos de estudio que mostraban empresas que incumplían sus contratos invadiendo el bosque y destruyendo propiedades de pueblos y comunidades. Más de doscientos miembros de la Asamblea Nacional estaban presentes en la sesión, un éxito en términos sensibilización de la clase política respecto a la problemática. En efecto, las inversiones extranjeras directas forman parte de la estrategia del gobierno para impulsar el crecimiento económico de Laos y abandonar el estatus de «país menos desarrollado» de aquí a 2020, motivo que junto con la falta de mecanismos democráticos impide un diálogo abierto sobre las cuestiones del desarrollo.

Promover el diálogo a nivel político y empoderar a las comunidades rurales 

La audiencia en la Asamblea Nacional le brindó al LIWG la oportunidad de reforzar sus contactos con muchos de los miembros del gobierno.

"Promover el diálogo y crear una red de contactos a nivel político es crucial para impulsar cambios en las políticas y en la legislación relativa al uso de la tierra y de los recursos naturales. Solo de este modo se pueden proteger los intereses del pueblo laosiano y aumentar el control que ejercen las comunidades locales, con equilibrio de géneros, sobre la tierra y los recursos", comenta Dominique Van Der Borght, director de la oficina de Oxfam en Laos.

Para lograr este objetivo los miembros de LIWG forman a las comunidades en la legislación vigente con el fin de que tengan autonomía la hora de proteger y defender sus intereses. El LIWG trabaja también para aumentar la concienciación de la sociedad civil, del sector privado y de los actores del desarrollo, incluyendo las distintas agencias nacionales de cooperación o la Unión Europea.

Con el fin de aumentar el flujo de información del nivel local al nivel central, el LIWG encarga y publica trabajos de investigación y estudios de caso sobre temas relacionados con el uso de la tierra y de los recursos naturales. 

Más información

Laos: Un mejor futuro para las mujeres

Las comunidades laosianas mejoran su preparación y su capacidad de respuesta ante los desastres naturales

El trabajo de Oxfam en Laos 

Permalink: http://oxf.am/339