Igidio Naveda, Coordinador para los Derechos de los Pueblos Indígenas de Oxfam.
Igidio Naveda, Coordinador para los Derechos de los Pueblos Indígenas de Oxfam, explica la "agenda indígena"

"El mundo puede aprender mucho de los pueblos indígenas"

“Nuestros países tienen de profundizar sus democracias y erradicar la exclusión, aprovechando la diversidad y contribución que los pueblos indígenas”
Igidio Naveda
Coordinador de Programa de Derechos Indígenas e Interculturalidad, Oxfam Internacional

En su rol de Coordinador del Programa de Derechos de los Pueblos Indígenas e Interculturalidad de Oxfam en Sudamérica, Igidio Naveda participa de la IV Cumbre Continental de Pueblos y Nacionalidades Indígenas que se realiza en la región sureña de Puno, en Perú.

¿En qué radica la importancia de esta Cumbre?

Durante los últimos diez años los indígenas han empezado a resurgir con mucha fuerza luego de tanto tiempo de exclusión y están desarrollando estos encuentros para continuar con su crecimiento. Por ejemplo, en esta cumbre se están reuniendo indígenas de diversos países del continente que fácilmente superan los dos mil. Esto es muy importante porque en estos espacios intercambian experiencias sobre sus estrategias y acciones en sus países, donde enfrentan casi siempre los mismos problemas. Esto es parte del aprendizaje.

¿Cuáles serán los temas principales que se debatirán en el encuentro?

Hay una agenda indígena para el debate muy amplia, más de 14 temas que a la vez tiene subtemas. Sin embargo, el diálogo se centrará en tres puntos que tienen gran vigencia: El primero es sobre la defensa de la tierra, el territorio y los recursos naturales. Este es un tema común porque muchos gobiernos de nuestro continente están dando en concesión los territorios indígenas para actividades extractivas sin respetar los derechos de los pueblos. En Perú, por ejemplo, se ha concesionado para proyectos de hidrocarburos más del 70% de la Amazonía mientras que en Brasil 13% y Ecuador 11%. En la sierra peruana, de las 5 mil comunidades campesinas, más de 3 mil están concesionadas a las empresas mineras. Los gobiernos desconocen que para los indígenas el territorio es su medio de subsistencia y está asociado a su organización e identidad. Es uno solo.

¿Cuáles son los otros dos temas que marcarán la pauta?

Son el respeto a la identidad y diversidad cultural, y el rechazo a la criminalización de la protesta. En el primer caso, los pueblos indígenas piden que los Estados reconozcan su identidad cultural, su diversidad y que puedan ser parte de un Estado unitario, a eso ellos denominan el Estado plurinacional. La criminalización de la protesta es el otro punto importante porque muchos dirigentes han sido acusados penalmente por defender sus derechos. Eso está pasando en muchas partes. En Perú, el presidente de AIDESEP, Alberto Pizango, acaba de ser acusado sólo por expresar el malestar de su pueblo durante una protesta indígena que ya lleva más de 40 días. Los gobiernos deben reconocer que el reclamo de los pueblos indígenas está amparado por la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas y el Convenio 169 de la OIT, instrumentos firmados por la mayor parte de los Estados del continente.

Este encuentro de los pueblos indígenas tiene como antesala la Primera Cumbre de Mujeres Indígenas, ¿cuáles son los temas que ellas reivindican y han traído para esta reunión?

Hay tres temas principales: la participación de la mujer en los espacios de decisión política, porque ellas han sido las más marginadas por la sociedad e inclusive dentro de las organizaciones indígenas por los mismos varones. El otro tema es la exclusión y la marginación debido a que por ser mujeres analfabetas son las más excluidas y ante esta situación necesitan reivindicar sus derechos. Un tema adicional es el rechazo a la violencia sexual y familiar. Este encuentro para ellas es histórico y ya está desbordando la capacidad de convocatoria. Más de mil mujeres han asistido en el primer día.

¿De qué manera Oxfam apoya a estas organizaciones indígenas?

Durante más de 20 años, Oxfam ha apoyado la visibilización de los derechos de los pueblos indígenas, sus territorios y sus recursos así como el fortalecimiento de sus organizaciones a nivel regional principalmente en Perú, Bolivia y Ecuador. Hemos contribuido a que se pueda construir esa agenda que ahora están debatiendo con el propósito de enriquecer el debate y fortalecer la democracia.

¿Qué debe aprender el mundo de esta cumbre?

Que los pueblos indígenas muestran amplia capacidad y voluntad de de diálogo así como un alto respeto por la democracia. La necesidad que nuestros países tienen de profundizar sus democracias y erradicar la exclusión, aprovechando la diversidad y contribución que los pueblos indígenas han dado, dan y seguirán dando al desarrollo de nuestros países.

Por otro lado, y en el marco de las amenazas que el cambio climático representa, el mundo puede aprender mucho de los pueblos indígenas, de su respeto a la naturaleza y sus prácticas en el contexto de salvaguardar la biodiversidad y el uso sostenible de los recursos naturales. Y por eso nos parece que los Estados harían bien en escuchar y considerar los temas que están planteando de manera amplia en esta cumbre.