Oxfam concretó ayuda a damnificados del terremoto de Chile posibilitando acceso al agua potable

“Tenemos que mantener la convivencia; estamos preocupados por el cuidado de los niños y por las condiciones de higiene y salud”
Laura Aros
Dirigente de la Junta de Vecinos
Published: 14 December 2007

El terremoto afectó dramáticamente al norte de Chile, y en especial a la ciudad de Tocopilla.
Oxfam Internacional concretó su ayuda a través de la entrega de 700 carpas – que están sirviendo como refugio temporal como medida inmediata de emergencia -, y la instalación de 22 estanques de agua – de mil 200 litros cada uno – que fueron localizados en los asentamientos temporales que están albergando a las cientos de familias que perdieron sus casas tras el sismo.

Oxfam  Internacional  inició  su  trabajo  en  la  zona más afectada por el  terremoto de 7,7  grados en menos de 24 horas de ocurrido el sismo, y  decidió  brindar  apoyo  en  manejo  y acceso  al agua potable, y en la  entrega  de  carpas como una forma de brindar protección temporal a las  personas que quedaron con sus viviendas destruidas.

El trabajo de distribución de carpas y la instalación de los estanques para el  almacenamiento  de  agua  se  realizó  en  conjunto  con  las distintas instancias  que  integran  el  Comité Operativo de Emergencia.  Este trabajo permitió evaluar “caso a caso” las necesidades más urgentes de la población y  localizar  en  sitios  estratégicos  los  estanques; los que, en algunas situaciones, se transformaron en la única fuente de agua para gran parte de los  asentamientos  que  se  están  levantando  en  Tocopilla,  mientras se implementan soluciones de mediano plazo.

Oxfam   también   realizó  talleres  de  información  “Esfera”  dirigido  a autoridades regionales y dirigentes sociales, como presidentes de Juntas de Vecinos.  El proyecto “Esfera” es una iniciativa humanitaria mundial que se propone   mejorar  la  calidad  del  trabajo  humanitario  en  desastres  y conflictos  armados, y mejorar  la rendición de cuentas de dicha labor. Los principios   de  la  Carta  Humanitaria  de  Esfera  se  sustentan  en  los instrumentos   internacionales   de   derechos   humanos   y   del  derecho internacional  humanitario,  y promueven el derecho que tienen las personas afectadas  a  vivir  con  dignidad  y  recibir  la  asistencia  humanitaria necesaria  en  un  marco  de  participación  activa. “Esfera” es también un proceso  que  sigue en marcha para lograr estos objetivos: un compromiso de las  entidades  responsables  y  la elaboración de un manual Esfera que fue compartido  con   distintos actores sociales en el trabajo que Oxfam realizó en Tocopilla.

Uno  de  los  asentamientos  -  “El Diamante” – se instaló en una cancha de béisbol,  donde  la  sombra  es escasa y donde se tienen que satisfacer las necesidades  de  agua de aproximadamente 200 personas que están viviendo en 40  mediaguas.  En  ese  lugar,  Oxfam instaló 2 estanques que son la única fuente de agua potable que tienen para higiene y alimentación.

Marisol  tiene una hija de un año y ocho meses. Junto a su pareja, Eduardo, vivían  en  la  Villa  El  Diamante  hasta que el 14 de noviembre perdieron “todo”.  “Pudimos  rescatar  algunas de las cosas que teníamos dentro de la casa,  pero  la casa la perdimos completa”, cuenta Eduardo mientras acomoda parte  de  sus  enseres  en  su  furgón  rojo  que  se  ha  convertido  una “ampliación” de su nueva casa.

Mientras  enjuaga  la  ropa de su hija, Marisol dice que “en un momento nos empezamos a desesperar cuando nos dimos cuenta que no teníamos agua; cuando llegamos aquí veíamos que las cosas seguían igual, todo estaba muy seco ... y  nosotros  con una niña chica; si no hubiese sido por estos estanques que los  tenemos a la mano, no sé qué habríamos hecho, porque pensábamos en las enfermedades, en que teníamos que lavar a la niña; es que ella todavía está tomando leche y necesitamos prepararla con agua limpia y hervida”, recuerda mientras tiende pequeños pantalones y poleras en un improvisado colgador.

El asentamiento “La Patria” fue el primero en instalarse tras el terremoto. Es uno de los más grandes: alberga 50 mediaguas y a más de 200 personas que en  su mayoría perdieron la totalidad de sus casas. Laura Aros es dirigente de la Junta de Vecinos de la villa y no ha escatimado esfuerzos en mantener un mínimo de organización entre los y las vecinas.

“La villa (La Patria) es una de las más afectadas por el terremoto. Y hemos tratado de mantenernos organizados, porque este será un campamento, pero no es  un  camping.  Tenemos que velar porque se mantenga un mínimo de respeto entre  los  vecinos,  de  mantener  la convivencia; estamos preocupados del cuidado de los niños y niñas, y de las condiciones de higiene y salud”

Aunque  no  le gustan los baños químicos y donde están ubicados en la villa que  ella  dirige,  está  convencida  que  el acceso a agua a través de los estanques  que  Oxfam  instaló  en  el  lugar,  les ha permitido tener agua suficiente  para  mantener  la limpieza de los baños químicos y las duchas.

“Hemos  organizado turnos entre las vecinas para la mantención de los baños y  la  limpieza  de  las  duchas, que las manejamos bajo llave: las mujeres entran  en  un  turno con los niños y niñas, y después los hombres. También estamos  preocupadas  de  enseñarles a los niños a cuidar el agua, a que no abran  las llaves para jugar y a que no tiren piedras que puedan romper los estanques”, relata.

Junto  a un par de vecinas más, Laura está organizando la Navidad: cerrarán la  calle  principal  que  rodea el asentamiento, instalarán una mesa larga para  la  cena  y  armarán  en  medio  de las mediaguas un árbol de Navidad “gigante”  con  materiales  reciclados  de  los  trabajos  de armado de las viviendas básicas y de la instalación de los empalmes eléctricos.

Contact Information

Mónica Maureira M.
Communication Officer
Providencia 929 - Piso 5
Santiago de Chile
Tels.: 56-2-2642772 y 56-2-2642284 (anexo 207)
Cel.: 56-9-9594156