Madjuta Chauque, 23, espera el resultado de la prueba del VIH en el ambulatorio de Machaze, Mozambique. Autor: Steve Simon/Oxfam
El gobierno de Mozambique ha podido financiar la formación y la contratación de más personal sanitario

Italia en Mozambique: invirtiendo en asistencia sanitaria

Datos esenciales:
 

  • La ayuda económica recibida ha permitido al gobierno de Mozambique aumentar en más de un 50% sus inversiones en el sector sanitario.
  • El número de centros sanitarios del país ha aumentado en un cuarto durante los últimos 5 años.
  • En la última década, se ha reducido a más de la mitad el número de madres que fallecen durante el parto, y en un 18% la cantidad de niños que mueren antes de alcanzar



 

En 1990, Mozambique era el país más pobre del mundo. Desde entonces, la economía ha crecido y se ha logrado un cierto desarrollo. El apoyo económico de Italia y otros países ricos ha sido crucial para ayudar al gobierno del país a paliar la pobreza.

El dinero de estos países contribuyentes ha ayudado a reducir a más de la mitad el número de madres que fallecen durante el parto en los últimos 10 años; también ha contribuido a disminuir notablemente la cantidad de niños que mueren antes de alcanzar los 5 años de edad.

¿En qué medida ha contribuido la ayuda económica?

La ayuda económica ha tenido un papel muy relevante ya que con ella el gobierno de Mozambique ha podido financiar la formación y la contratación de más personal sanitario, así como la construcción de más centros sanitarios por todo el país, lo que ha permitido el acceso de la población a servicios y medicamentos esenciales.



El gobierno de Mozambique tiene un plan nacional para paliar la pobreza y asegurar que el país alcanza los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Sin embargo, no puede financiar este plan únicamente con sus propios recursos. En la actualidad, 19 países ricos han aunado sus fuerzas para aportar 240 millones de dólares americanos en concepto de ayuda al gobierno, con la condición de que se empleen con total transparencia y responsabilidad para llevar a cabo su plan nacional contra la pobreza. Entre los países contribuyentes se encuentra Italia, que en 2007 entregó 4,2 millones de euros directamente a dicho gobierno (13,2% del total invertido por Italia en este país).



A pesar del evidente progreso, todavía queda mucho por hacer.



Una mujer de Mozambique tiene 100 veces más probabilidades de morir durante el embarazo o el parto que una mujer italiana. Uno de cada cinco niños de Mozambique fallece antes de alcanzar los 5 años de edad. A pesar del asombroso aumento del presupuesto sanitario nacional, el gobierno de Mozambique invierte en recursos sanitarios por persona menos de la mitad de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud, una realidad que no podrá cambiar a menos que cuente con el apoyo económico de países contribuyentes.



¿Qué ocurre a partir de ahora?

  • Mozambique necesita un apoyo económico estable y continuado, y que la ayuda recibida sea gestionada y supervisada de manera apropiada para proseguir con los avances en el ámbito sanitario.
  • Recibir más ayuda de manera responsable y transparente ayudaría al país a encaminarse hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio para el año 2015 en lo relativo a la reducción de la mortalidad infantil y materna.
  • Cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio implicaría la muerte de 30.000 niños menos cada año que no alcanzan los 5 años de edad, cifra que equivale a la tercera parte de la población de Pisa.
  • Contar con más ayuda podría favorecer también la eliminación de las tasas por los servicios de asistencia sanitaria de manera que todo el mundo pudiera beneficiarse de la asistencia gratuita.
  • Italia debe incrementar su aportación económica para mantener y ampliar el apoyo prestado a Mozambique, ayudando así al país a cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio que no están fuera de su alcance.

 

Otros ejemplos:

 

 

Alemania en Ghana: financiando educación primaria gratuita para todo el mundo

 

 

Reino Unido en Nepal: apoyando la salud materna y la asistencia sanitaria gratuita