Una mujer que ha creado una cooperativa. Autor: Rajendra Shaw/Oxfam
Juntos podemos combatir la injusticia

El compromiso de Oxfam con los derechos humanos

Creemos que el respeto a los derechos humanos puede ayudar a combatir la pobreza y la injusticia, a reafirmar la dignidad de aquéllos que viven en esta situación y a garantizar el desarrollo sostenible. Cuando hablamos de un enfoque basado en los derechos, nos referimos a esto.

Creemos que todo el mundo tiene derecho a:

Un medio de vida digno

Oxfam trabaja a muchos niveles con socios y comunidades para apoyar el derecho a una vida digna. Luchamos para conseguir mejores condiciones de trabajo y mayor protección de los recursos naturales de los que dependen las comunidades pobres. Hacemos campañas para alcanzar unas reglas de comercio más justas, y para mejorar las políticas a nivel nacional.

Trabajamos conjuntamente con nuestros socios y las comunidades para el desarrollo de programas que incentiven medios de vida autosuficientes, con especial atención al colectivo de mujeres.

Servicios básicos

La salud y la educación son un paso fundamental en el camino hacia la erradicación de la pobreza. Sin embargo, todavía hay millones de personas que no tienen acceso a los servicios sanitarios, a la educación o incluso a agua potable. Por ello, se arriesgan de manera continua a contraer alguna enfermedad que podría evitarse o curarse, y no saben leer ni escribir, lo que les excluye de la sociedad. Luchamos para conseguir más ayuda y de mejor calidad, con especial atención a los servicios básicos. En cuanto a nuestros programas, Oxfam proporciona formación sanitaria y suministra agua potable, a la vez que financia escuelas y forma a profesores.

Protección contra el peligro

La guerra y las catástrofes naturales causan grandes sufrimientos a millones de personas en todo el mundo y las encierra en un círculo de pobreza. En una situación así, la población es más vulnerable y queda expuesta a la violencia y las enfermedades. Oxfam contribuye a salvar vidas en las situaciones de emergencia proporcionando cobijo, agua potable e instalaciones de saneamiento. Al trabajar con los socios locales, ayudamos a las comunidades a recuperarse de las catástrofes y a prepararse para hacer frente a situaciones similares en el futuro.

Ser escuchado

Aquéllos que viven en condiciones de pobreza generalmente tienen poca influencia en las decisiones que afectan a sus vidas. Oxfam incentiva a sus socios y comunidades para que conozcan sus derechos y que puedan expresar sus necesidades y preocupaciones. Con ayuda de otros, conseguimos que los que ostentan el poder escuchen y actúen en su beneficio.

Un trato igualitario

Los marginados, ya sea por ser mujeres, padecer una discapacidad o pertenecer a una minoría religiosa o étnica, tienen más probabilidades de vivir en situación de pobreza. Desde Oxfam, combatimos este tipo de discriminación y trabajamos con estos grupos para que gocen de las mismas oportunidades de trabajo, servicios básicos y un trato igualitario.

Permalink: http://oxf.am/JRJ