Crisis en Sudán del Sur

foto: Kieran Doherty/Oxfam
Después de huir de su hogar con su familia, Kuir Mayem Atem ahora vive en el campo de Mingkaman. "Lo único en lo que podía pensar era que tenía que proteger a mis hijos”. Foto: Kieran Doherty/Oxfam

Casi 4 millones de personas continúan necesitando ayuda urgente en Sudán del Sur tras el conflicto que estalló el año pasado. Más de 1.9 millón de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares y se encuentran desplazadas dentro del país; y más de 479.000 personas han huido a países vecinos. Desde Oxfam hemos asistido a más de 360.000 personas proporcionando ayuda vital, y es urgente que podamos asistir a más.

Actualmente estamos proporcionando agua potable, asistencia sanitaria y alimentos de emergencia a quienes los precisan.

La situación

Desde que se iniciaron los combates entre las tropas gubernamentales y las fuerzas rebeldes el pasado año:

  • Más de 1.9 millón de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares y se encuentran desplazadas dentro del país.
  • Más de 80.000 personas han buscado refugio en diversas instalaciones de la ONU en todo el país. En Juba, el 80% de las personas desplazadas son mujeres, niñas y niños.
  • Más de 479.000 personas han huido a países vecinos. Muchas han tenido que atravesar el río Nilo para llegar hasta Uganda, dejando atrás todas sus posesiones y poniendo en peligro sus vidas.

Qué está haciendo Oxfam

Desde Oxfam hemos asistido a más de 360.000 personas en Sudán del Sur proporcionándoles alimentos de emergencia, agua potable y asistencia sanitaria.  Actualmente, estamos distribuyendo  vales para productos básicos, cocinas de bajo consumo y morteros para moler el grano, procurando así una mayor seguridad alimentaria en algunos de los campos de refugiados. Al mismo tiempo, estamos promocionando prácticas de salud pública.

Oxfam en la región

En Oxfam contamos con un equipo para responder a las emergencias en Sudán del Sur. Nuestras prioridades son la salud pública, los medios de vida y la respuesta a emergencias, combinadas con la promoción del género y la diversidad y otras labores de programa en contextos de conflicto, de desarrollo de políticas y de incidencia política. Trabajamos en Sudán del Sur desde 1983, proporcionando ayuda humanitaria a las víctimas de conflictos, sequías e inundaciones, así como ayuda para el desarrollo a largo plazo a algunas de las comunidades más vulnerables.

Actualizado el 16 de diciembre de 2014

Comparte esta página: