Elisabeth Tamara, 10, en la montaña más alta de Perú, frente a un glaciar que se deshace a causa del cambio climático. Autor: Gilvan Barreto/Oxfam
2009 es un año decisivo en la lucha contra el cambio climático

G8: es necesario actuar contra el cambio climático

El cambio climático agrava la pobreza y la vulnerabilidad de los más pobres del mundo, siendo ellos los menos responsables del problema y los menos capaces y preparados para hacer frente a sus efectos dañinos.

El cambio climático daña las cosechas, los medios de vida, la salud y la seguridad

  • 375 millones de personas podrían estar en peligro ante desastres provocados por el cambio climático para 2015, más que la población total de los Estados Unidos.
  • 26 millones de personas ya se han convertido en desplazadas debido al cambio climático.
  • Para 2050, 200 millones de personas habrán sido desplazadas a causa del hambre, la degradación medioambiental y la pérdida de tierras ocasionados por el cambio climático.
  • Varias ciudades importantes que dependen del agua de los glaciares se enfrentan al colapso.
  • El incremento de las temperaturas conllevará que el África subsahariana pierda 2 mil millones de dólares al año a medida que la viabilidad del cultivo del maíz se desploma.
  • Según la OMS, 300 mil personas mueren anualmente por el cambio climático.
  • Un incremento de dos grados en la temperatura podría reducir rápidamente la capacidad de trabajo humana en todo el globo, con un potencial 30% de pérdidas en algunos de los lugares más cálidos del planeta.
  • El cambio climático provocará la expansión de enfermedades a nuevas poblaciones que no están preparadas para enfrentarlas.

La Cumbre del G8 es una oportunidad importante para impulsar políticamente las acciones para frenar el cambio climático. Los países del G8 crearon la crisis climática y cuentan con los recursos para acabar con ella.

El año 2009 es fundamental para actuar contra el cambio climático, con una reunión de la ONU en diciembre que hará triunfar o fracasar un acuerdo para reducir emisiones y financiar la adaptación al cambio climático. Pero las negociaciones internacionales están en punto muerto debido a que los países ricos no definen objetivos de emisiones adecuados ni ofertas de financiación para la adaptación y la mitigación.

Los líderes del G8 pueden mejorar las vidas de millones de personas:

  • consiguiendo un acuerdo seguro y justo sobre el cambio climático que mantenga el calentamiento por debajo de los 2 °C
  • reduciendo las emisiones de sus naciones
  • comprometiendo al menos 150 mil millones de dólares para ayudar a los países en desarrollo a adaptarse y luchar por un futuro bajo en carbono por sí mismos.

Lo único que puede evitar la catástrofe humana es el compromiso político del más alto nivel.