La escuela ayuda a los pequeños a formarse para hacerse oír en el mundo

Educación

Creemos que todos los niños y niñas tienen derecho a una educación primaria libre y de calidad.

Aún así, la enseñanza básica en los países pobres está en crisis.

  • 72 millones de niños no van a la escuela (dos tercios son niñas)
  • 771 millones de adultos en todo el mundo son analfabetos (64% son mujeres)
  • Hoy en día, serían necesarios 2 millones más de profesores para proporcionar una enseñanza de calidad tan sólo a los niños. En 2015, la cifra aumentará hasta los 15 millones para ofrecer educación también los a adultos

Los motivos por los que los niños no van a la escuela son variados, pero el principal es la pobreza. La matrícula escolar, los uniformes y los libros cuestan más de lo que muchos padres pueden pagar.

También ocurre que las comunidades no tienen suficiente dinero para mantener una escuela, o simplemente los niños viven demasiado lejos de ella. Las más perjudicadas son las niñas.

La explicación de la ausencia de las niñas en las aulas es compleja. A menudo ocurre que diferentes valores culturales influyen en el hecho de que los niños tengan prioridad en materia de educación. Es posible que las niñas tengan que quedarse en casa para cuidar de los pequeños, o que tengan que trabajar, o simplemente puede que no tengan la misma libertad de movimiento que los niños.

Sean cuales sean las rezones, la pobreza y la desigualdad no hacen más que empeorar con la ausencia de las niñas en la escuela.

Oxfam lucha al lado de otros para conseguir que todas las niñas reciban una educación.

Un trabajo conjunto

Oxfam trabaja al lado de profesores y niños en las escuelas, pero también apoya a las comunidades para que reclamen su derecho a la educación. Se trata de conseguir el acceso a la educación por todos los medios, intentando influenciar a los que toman las decisiones y conseguir un cambio a largo plazo.

Oxfam es un miembro activo de la Campaña mundial por la educación y trabaja tanto en el ámbito local como a escala mundial para conseguir una mayor financiación para la educación y para que más niñas vayan a la escuela. Asimismo, desde Oxfam realizamos un llamamiento para que los líderes mundiales financien la formación de dos millones de profesores para los países pobres, algo que dotaría a una generación entera de los conocimientos y habilidades necesarios para salir de la pobreza.

¿Quieres unirte a nosotros?

Actúa ya y únete a la petición Salud y educación para todo el mundo