Salud

Un médico donde se necesita, medicamentos asequibles, agua potable para beber y comida suficiente para vivir con salud. Millones de personas subsisten cada día sin estos principios básicos.

  • Cada minuto, una mujer muere durante el embarazo o el parto porque no tiene acceso a la asistencia sanitaria.
  • Cada hora, 300 personas mueren de una enfermedad relacionada con el sida
  • Cada día, 4 000 niños mueren de diarrea por beber agua no potable

Millones de personas en los países pobres no tienen acceso a cuidados sanitarios, o éstos no son de calidad. Los servicios son muy caros, los hospitales escasean y la falta de personal sanitario provoca que haya que pelearse para recibir atención sanitaria.

Los médicos, ¿un lujo?

Una asistencia sanitaria en condiciones es un derecho fundamental y no un lujo.

Todas las personas en cualquier parte del mundo deberían tener una clínica u hospital local a la que acudir, y poder comprar medicamentos a precios asequibles siempre que los necesiten.
Oxfam se esfuerza para que esto sea posible.

Empezar localmente

Oxfam trabaja directamente con personas de todo el mundo, ayudando para que puedan conseguir mejores cuidados sanitarios.

En Zugdidi, en la zona rural de Georgia, por ejemplo, ayudamos a las organizaciones locales a establecer una red de asistencia sanitaria básica y asequible en poblados de antiguos refugiados. Con nuestra ayuda, construyeron y renovaron clínicas de bajo coste en 27 comunidades.

Oxfam también proporciona agua potable e instalaciones de saneamiento en situaciones de emergencia. Es el caso, por ejemplo, de más de medio millón de desplazados en Darfur, Sudán.

Actuar globalmente

La asistencia sanitaria para todos es un gran reto, pero se puede conseguir. Lo que se necesita es voluntad y financiación.

Los gobiernos de los países en desarrollo deben invertir en sus servicios sanitarios, mientras que los países ricos deben ofrecerles su apoyo firme respaldados por organizaciones internacionales como el Banco Mundial.

Éste es el principal objetivo de nuestra campaña Salud y educación.

Acceso a medicamentos

Una y otra vez, los más pobres siguen sin acceso a medicamentos esenciales debido a su elevado precio, a pesar de las promesas por parte de la Organización Mundial del Comercio para conseguir que sean asequibles y estén al alcance de todo el mundo.

Estamos en plena campaña para cambiar esto, y nos dirigimos a los gobiernos y empresas farmacéuticas, como Pfizer y Novartis, para garantizar que los países en vías de desarrollo reciban cuanto antes medicamentos mejores y más baratos.

Para más información sobre el acceso a medicamentos, haz clic aquí

VIH y sida

Más de 40 millones de personas conviven con el virus del sida, y cerca de 8.000 mueren cada día a causa de ello, la mayoría en los países más pobres.

Tres cuartas partes de las personas que padecen esta enfermedad no reciben ningún tipo de tratamiento.

Oxfam trabaja directamente con las personas portadoras del VIH o que padecen el sida. En Malawi, por ejemplo, formamos y damos apoyo a voluntarios in situ que ayudan a los enfermos, personas mayores y huérfanos dentro de sus comunidades con el material aportado por Oxfam.

También ejercemos presión para conseguir el cambio. Sin una buena asistencia sanitaria, medicamentos, médicos y enfermeras, el VIH seguirá cobrándose vidas.

Nuestra campaña Salud y Educación lucha para que los gobiernos y otros donantes reúnan los 10 000 millones de dólares por año que son necesarios para la prevención, tratamiento y control del VIH-sida.

Para más información sobre nuestro trabajo en relación al VIH-sida, haz clic aquí