Credit: Mongkhonsawat Luengvorapant/Oxfam
Oxfam ayuda a las comunidades campesinas tailandesas a plantar cara al cambio climático

Tailandia encuentra soluciones innovadoras para adaptarse al cambio climático

Las estadísticas del Departamento Meteorológico de Tailandia muestran que durante las últimas cuatro décadas la temperatura media de las regiones del noreste del país se ha incrementado de manera regular. Esto se ha unido al cambio registrado en los últimos diez años en el patrón de lluvias, que cada vez llegan más y más tarde.

En 2007 la región padeció la estación de lluvias más seca en muchas décadas. Las cosechas de arroz se perdieron y los cultivos se abrasaron bajo el sol.

A pesar de enfrentarse a un futuro incierto, los habitantes de la región han comenzado a adaptar sus vidas mediante soluciones innovadoras, y, con la ayuda de las organizaciones locales y el apoyo de Oxfam, las comunidades han logrado plantar cara al cambio climático.

Entre mayo de 2008 y marzo de 2009, con la ayuda de Oxfam,  se construyeron pozos para el almacenamiento de agua, se instalaron sistemas de drenaje y muchos agricultores, como Manoon Phupa, idearon ingeniosas soluciones. Usando un viejo cartel publicitario, Manoon construyó su propia bomba de agua eólica para extraer agua de un pozo cercano.

Y luego está Thongsa, quien, ante el incierto impacto del cambio climático en el cultivo del arroz, ha introducido nuevos cultivos: donde antes únicamente cultivaba arroz, ahora crecen frutas y verduras. Cuando a finales de 2008 una nueva sequía azotó la región, esto permitió que Thongsa produjese suficientes alimentos para alimentar a su familia. Es más, 14 de los 57 hogares que participaron en el proyecto consiguieron producir excedentes que luego vendieron en el mercado.

El trabajo de Oxfam en Tailandia favoreciendo la adaptación al cambio climático es sólo un ejemplo de cómo muchas comunidades se enfrentan a sus devastadores efectos. Pero, para provocar un cambio global, aquellos que tienen peso a nivel internacional deben también participar en este proceso.

Para el año 2015 se estima que 375 millones de personas se verán afectadas cada año por los efectos del cambio climático y otros desastres relacionados. Los líderes mundiales ya se han comprometido a crear un fondo para el cambio climático – un modo de proporcionar un dinero que ayude a las comunidades más pobres a evitar las peores consecuencias del calentamiento global.

Mediante un impuesto por contaminación para las industrias naviera y de aviación o mediante el denominado impuesto Robin Hood para el sector bancario, se podría recaudar dinero para este fondo sin que esto supusiese una carga extra para los contribuyentes. Pero desde que en 2009 los lideres mundiales mostraran su apoyo a la creación de dicho fondo, muy pocos progresos se han realizado para que esta idea se materialice.

Más información

Siembra el Cambio

Campaña sobre Cambio Climático de Oxfam

Permalink: http://oxf.am/ZPk