Cómo hacemos campaña

Cómo hacemos campaña

Hacemos campaña para cambiar aquello que mantenie a las personas sumidas en la pobreza. A la vez que trabajamos para aliviar los síntomas de la pobreza, hacemos campaña para abordar sus causas.

Hacemos campaña, trabajando codo con codo con nuestros colaboradores y colaboradoras, para desafiar a quienes pueden hacer  o hacen un mal uso de su poder. Hacemos campaña para cambiar políticas y prácticas nocivas.

Ocupamos un lugar destacado entre las organizaciones humanitarias de este siglo XXI porque nuestras campañas están basadas en evidencias extraídas de la vida real gracias a nuestra labor desarrollo a largo plazo y acción humanitaria. 

Trabajamos en más de 90 países con miles de organizaciones socias que, a su vez, llegan a millones de personas. Ellas nos indican dónde nuestras campañas pueden aportar un mayor valor añadido.

Nuestro principio rector es empoderar a las personas para que alcen su voz y reclamen sus derechos

Trabajamos codo con codo con nuestros colaboradores y colaboradoras para desafiar a quienes pueden hacer o hacen un mal uso de su poder. Nos mobilizamos para cambiar políticas y prácticas nocivas.

Nuestra labor como organización de campaña comenzó en 1942. Nos enfrentamos a los Gobiernos aliados para que pusieran fin al bloqueo de Grecia y así poder brindar apoyo a las personas que padecían hambre. Desde entonces, no hemos dejado de hacer mobilizarnos.

Creemos que hacer campaña aún hoy significa "actuar junto a otros" y "denunciar la verdad ante el poder", ya sea en una sala de juntas, en el parlamento, en una fábrica, ante las Naciones Unidas, las autoridades locales, las comunidades o en cualquier otro lugar donde este se ejerza.

Las personas que ocupan puestos de poder respetan nuestra autoridad y experiencia y escuchan nuestros argumentos.