Tagged: Burkina Faso

Videoteca
See video

Respondimos ante esa crisis alimentaria a través de programas de transferencia de dinero a las familias más vulnerables, distribución de semillas y apoyo a la construcción de nuevos medios de vida.

Press Release

La organización internacional Oxfam afirma que la comunidad internacional debe cambiar drásticamente la forma en la que se enfrenta a las crisis alimentarias en la región del Sahel y ayudar a las comunidades a estar mejor preparadas ante estas crisis recurrentes. Así lo concluye en su nuevo informe ¿Lección aprendida?.

Emergency Article
Muchos malienses huyen hacia los campos de Burkina Faso. Foto: Pablo Tosco/Oxfam

A causa del conflicto en Malí, más de 43.000 malienses viven actualmente en los campos de refugiados de Burkina Faso. Araoudat, Ould y Aichata viven en el campo de Mentao y sólo desean que acabe el conflicto para poder volver a su país.

Press Release
Malian refugees arriving in Fassala camp. Photo: Oxfam

Miles de personas han huido hacia el sur a causa de la reciente escalada de violencia, lo que eleva a 229.000 los desplazados internos en el último año.

Press Release
Malian woman at the Mentao Nord camp in Burkina Faso. Photo: Pablo Tosco/Oxfam

La intensificación del conflicto podría agravar las restricciones en cuanto al acceso de las organizaciones humanitarias, y provocar un aumento significativo de las necesidades humanitarias de la población en el país y los Estados vecinos.

Galería de imágenes

Millones de las personas más pobres del mundo sufrirán las devastadoras consecuencias del incremento del precio de los alimentos. El sistema global de alimentos está estropeado, y los responsables políticos no tienen el coraje para arreglarlo. Los países en desarrollo se están preparando para lo peor.

Galería de imágenes

Estas fotografías tomadas en junio de 2012 en Burkina Faso reflejan la alarmante situación en el Sahel: 18 millones de personas necesitan ayuda urgente. Oxfam ya está gestionando la respuesta humanitaria. Pretendemos llegar a 1,8 millones de personas. 

Distribuir contenido