La afluencia de refugiados ha aumentado la presión sobre los países vecinos
La afluencia de refugiados ha aumentado la presión sobre los países vecinos

Crisis en Malí

Mali continúa sufriendo las consecuencias del conflicto armado y de la crisis alimentaria que aún padece. Con tu colaboración, desde Oxfam proporcionamos ayuda humanitaria y trabajamos para conseguir soluciones a largo plazo.

La situación

El conflicto armado ha obligado a cientos de miles de personas de Mali a abandonar sus hogares y ha restringido el acceso de las comunidades a agua, alimentos y servicios de saneamiento e higiene, así como sus oportunidades para poder tener unos medios de vida dignos.

  • Más de 280.000 personas están desplazadas: 151.000 dentro del país y más de 137.000 en países vecinos como Burkina Faso, Mauritania, Níger y Argelia.
  • Se ha registrado el retorno de algunas personas desplazadas, pero tanto quienes regresan como quienes han permanecido en sus hogares se enfrentan a unas duras condiciones de vida, con un acceso insuficiente a agua potable y alimentos.

Además, las escasas  cosechas de 2013-2014, unidas a la altamente volátil seguridad, han hecho incrementar la vulnerabilidad de la población. 1,5 millones de personas en Mali padecen inseguridad alimentaria severa.

Qué está haciendo Oxfam


Estamos proporcionando ayuda en Malí. Amplia el mapa

Oxfam proporciona asistencia humanitaria a las personas afectadas por el conflicto, tanto a las desplazadas dentro del país como a aquellas en zonas de conflicto:

  • Nuestro objetivo es suministrar, entre febrero de 2014 y marzo de 2015, alimentos, agua, servicios de saneamiento e higiene, y protección a 200.000 personas en situación de grave vulnerabilidad en esa misma área.
  • Asimismo, hemos proporcionado ayuda a más de 150.000 refugiados malienses, así como a las comunidades de acogida, en los vecinos Mauritania, Burkina Faso y Níger proveyendo alimentos, agua y saneamiento, promoviendo la higiene mediante el suministro de kits de higiene y construyendo escuelas.

Nuestros equipos en Mali y en los países vecinos trabajan para responder tanto a las necesidades más inmediatas como a las de largo plazo:

  • Contribuyendo a estabilizar la seguridad alimentaria.
  • Restablecer y mejorar el acceso a agua potable.
  • Reforzar los mecanismos de protección comunitarios para evitar abusos de los derechos humanos.

Actualizado: a 19 de juino de 2014

Distribuir contenido
Permalink: http://oxf.am/3aW