Recuperando los medios de vida en Carrefour Feuilles

“Todo ha sido muy difícil tras el terremoto así que tenemos que levantarnos e ir hacia adelante.”
Marie Carole Boursiquot
Beneficiaria

Marie Carole Boursiquot es una de las 56 mujeres que se encargó de los primeros comedores comunitarios de Oxfam en Puerto Príncipe. Oxfam la apoyó financieramente para que pudiese alimentar a 80 de las personas más vulnerables de su comunidad -Carrefour Feuilles, un área pobre de Puerto Príncipe -y obtener algún sueldo para ella misma, como un primer paso para recuperarse.

Para conocerla, nos desplazamos hasta el barrio de Carrefour Feuilles. La mayoría de las viviendas están totalmente destrozadas. Marie se encuentra en su pequeño puesto de venta, construido con lonas encima de lo que un día fue un edificio de dos plantas. "Todo ha sido muy difícil tras el terremoto, pero somos haitianos, así que tenemos que levantarnos e ir hacia adelante." señala Marie.

"Después vino el comedor popular y ese trabajo realmente me ayudó: fui capaz de obtener un poco de dinero para volver a comenzar mi negocio. Ahora vuelvo a tener mi propia parada. Cada semana, mientras tuve el comedor, guardaba una parte de las ganancias, 1000 gourdes aquí, 1000 gourdes allá. Ahora estoy vendiendo todo tipo de cosas; arroz, azúcar, legumbres, pasta, carbón..."

Además de alimentos, también vende carbón y otros productos como jabón, champú, etc... Comenta, además, que vende "terre" (tierra) y que los niños y las embarazadas son los que habitualmente lo compran y se lo comen. Aparentemente, lo consideran un complemento alimenticio a su dieta.

La ayuda de Oxfam

Marie explica que la tienda no es suya y que aprovechó que los dueños de la casa no podían utilizarla porque había quedado en muy mal estado para montar su negocio. "La gente de Oxfam (el equipo de apoyo al mercado) vino a inspeccionar el emplazamiento de mi antigua tienda, vieron que estaba destruida, y me van a proporcionar un contenedor de barco que pueda utilizar como tienda para guardar mis existencias. Eso será mucho mejor para mi negocio; seré capaz de comprar más, y seré capaz de gestionar mejor mis existencias." También comenta que Oxfam ha sido la única organización que está ayudando en esta comunidad.

"Me ayudarían muchas cosas, pero no quiero pedir demasiado. No puedes pedir constantemente a otros que te den más y más." Y termina : " Siempre hay necesidades, pero mientras estemos sanos, y tengamos dos manos y dos pies, podemos encontrar cosas que hacer, y continuaremos viviendo. Las cosas mejorarán."

Gran parte del trabajo de Oxfam en Haití busca ayudar a las personas a recuperar sus medios de vida. Los programas comenzaron con 56 comedores comunitarios alimentando a 80 personas diarias y hoy continúan expandiéndose. Las mujeres que participan en estos proyectos reiben formación para que, a la larga, puedan gestionar sus propios negocios. El total de familias que se habrán beneficiado del programa será de unas 150.000 personas.

Más información

Mapa de la respuesta humanitaria de Oxfam en Haití

El trabajo de Oxfam en Haití

Permalink: http://oxf.am/Z6f