Primeros reasentamientos de familias desalojadas de Polochic mientras continua la lucha

Rostros sonrientes con tinte de preocupación. Esa fue la imagen predominante durante el traslado y reasentamiento de 30 familias Q´eqchi´ del Valle del Polochic, en la comunidad San Valentín, Senahú, Alta Verapaz.

La sonrisa se dibujaba en los rostros de mujeres y hombres porque los terrenos y el techo mínimo que recibieron es como un reconocimiento a su larga lucha y a la resistencia campesina que mantienen desde ya antes de los desalojos violentos que sufrieron en marzo del año 2011.

La preocupación reflejaba sus pensamientos para  las 629 familias, compañeros suyos, que aún esperan que el gobierno cumpla y les entregue tierra, acatando las Medidas Cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a favor de los desalojados.

Pero la preocupación no solo se reflejó en los rostros de las campesinas y campesinos beneficiados.También fue expresada por Matilde Caal, lideresa de la comunidad Inhup Agua Caliente y ahora de la comunidad San Valentín:

"Esperamos que nuestros compañeros, las 629 familias que faltan, lleguen a este tema, porque nosotros somos un pequeño grupo y faltan muchos compañeros y compañeras”, dijo en su intervención frente a funcionarios de gobierno.

Por su parte, Mario Caal, presidente de una de las Empresas Campesinas Asociativas –ECAS- de San Valentín, manifestó: “me siento orgulloso, pero a la vez pienso mucho en mis compañeros, las 629 familias que aún no han recibido ni título de propiedad ni techo. Espero que el gobierno cumpla con ellos”.

En marzo de 2011, 769 familias campesinas en el Valle del Polochic fueron desalojadas violentamente, de 14 comunidades. 140 de estas familias recibieron títulos de propiedad por parte del Gobierno el 19 de octubre de 2013. De las 140, 30 familias se trasladaron y reasentaron  en sus terrenos el 13 de diciembre de este año.

Para la segunda o tercera semana de enero del 2014 está previsto el traslado de 110 familias a la comunidad Sactelá de Cobán Alta Verapaz. Las 629 familias que aún no han recibido ni títulos de propiedad ni vivienda mínima esperan que el gobierno cumpla con su promesa de entregarles tierras el próximo año.