Acceso al mercado

Si África, Asia Oriental, Asia Meridional y América Latina aumentaran su cuota de exportaciones mundiales en sólo un 1%, los beneficios generados sacarían de la pobreza a 128 millones de personas.

Los países ricos limitan y controlan la cuota de mercado mundial de los países pobres mediante aranceles sobre los productos importados. Como resultado, muchos países pobres sólo pueden permitirse exportar materias primas, lo que les aporta muchos menos beneficios que los productos elaborados.

Por ejemplo, los países ricos compran algodón y cacao a un precio muy bajo y lo convierten en prendas de vestir caras y chocolate, sacando el máximo beneficio. Al mismo tiempo, los países pobres se ven obligados a abrir sus mercados a las exportaciones de los países ricos por miedo a perder los préstamos que reciben de ellos.

Consulta el diagrama interactivo:

Dumping

 

 Lee la historia de Al-Hassan en Ghana