Bilhuda Ibrahim y su familia. Autor: Mubashar Hasan/Oxfam
Los hijos e hijas de Bilhuda Ibrahim están comenzando a enfermarse

Inundaciones en Pakistán: Una familia lucha por sobrevivir

“Podemos reconstruir nuestro hogar pero nos tomará tiempo ”
Bilhuda Ibrahim

Bilhuda Ibrahim y su familia están viviendo hacinados en una pequeña tienda en un sobrepoblado campo para cientos de otros supervivientes de las inundaciones.

Sólo hace cuatro semanas atrás tuvo que abandonar su casa debido a las lluvias, y ella aún no ve un final cercano para a su terrible experiencia.
 
“No sé cuando podremos volver a casa”, dice Bilhuda, 35, madre de seis niños y niñas, y oriunda de Mardan, en el noroeste de Pakistán, provincia de Khyber Pakhtunkhwa

“Lo hemos perdido todo. Nuestra casa está en ruinas, nuestro ganado está muerto y sólo tenemos las ropas que estábamos vistiendo cuando tuvimos que dejar nuestra casa y la que la gente nos ha dado cuando llegamos al campo”.

Pero ella sabe que están entre las personas afortunadas. Desde que Bilhuda llegó al campo al pueblo de Nowshera el pasado 4 de agosto, ella y su familia han recibido una tienda para dormir y acceso a agua potable y comida. Pero está desesperadamente preocupada por lo que le depara el futuro.

Las enfermedades se extienden

Los niños y niñas entre uno y 18 años están comenzando a enfermar. La diarrea se extiende rápidamente a través del campo, donde las personas están instaladas una al lado de otra. Una de las hijas de Bilhuda muestra una infección por una mordida de mosquito. Otra una infección en el ojo. Todas enfermedades menores en circunstancias normales, pero desde el 29 de junio nada es normal para la familia Ibrahim.

“Antes de las inundaciones, la vida era dura pero buena” dice Bilhuda. “Teníamos nuestro propio hogar, mi marido trabajaba como guardia en una empresa local y teníamos algo de ganado que nos daba algún dinero extra”.

“Luego las lluvias comenzaron y el río empezó a crecer. Nunca habíamos visto algo parecido. Nos levantamos a las 5 am para realizar nuestras oraciones y el nivel del agua era el más alto que nunca habíamos visto. Luego, el agua empezó a entrar en nuestra casa. A mediodía nos dimos cuenta que teníamos que huir”.

“Ahora, la oficina donde trabajaba mi marido fue arrasada por el agua y ha perdido el trabajo. No hay nada más que podamos hacer que permanecer en el campo y esperar. Estamos muy agradecidos por la ayuda, pero hace mucho calor todo el tiempo. Tomamos té y pan por las mañanas y curry por las tardes. Pero en casa, nosotros comíamos tres veces al día y ¡tomábamos té las 24 horas! Y por la noche, sólo tenemos dos camas y algunas mantas de plástico para los ocho”.

Preocupación por el invierno

La historia de la familia Ibrahim es similar a la de millones de víctimas de las inundaciones en Pakistán. Algunas personas están viviendo en los campos instalados por el gobierno mientras que otras han recibido las tiendas y se han ubicado donde han podido. Y otras simplemente están viviendo a los costados del camino.

Bilhuda dice: “Podemos reconstruir nuestro hogar, pero nos tomará tiempo. No hay agua potable ni electricidad y todas las habitaciones están llenas de barro. Cada día, tenemos que limpiar y asegurarnos que nadie nos ha sacado las pocas cosas que nos han quedado”.

“Estoy asustada por el invierno. Pensamos que nos tomará dos o tres meses como mínimo reparar nuestra casa y poder vivir en ella de nuevo. Tenemos que ir a casa antes de que comience el invierno. No tenemos ropa adecuada ni ropa de cama ¿Pero que más podríamos hacer si vivimos en una carpa? Necesitamos volver a nuestra casa”.

Neva Khan, director de país de Oxfam en Pakistán, dice: “Esta gente no necesita más asistencia de urgencia. Necesitan volver a sus pueblos, reconstruir sus hogares y recuperar sus vidas. Oxfam está entre las agencias que trabaja con ellos no sólo durante la emergencia en el corto plazo, sino que proveyendo los recursos que necesitan en el largo plazo. Pero para lograrlo, necesitamos mucha más ayuda de los donantes y el público en general.”

Más información

Haz un donativo para la emergencia de las inundaciones en Pakistán

El trabajo de Oxfam en Pakistán

Inundaciones en Pakistán: La situación y la respuesta humanitaria de Oxfam