Oxfam valora la cumbre de la FAO como “un primer paso importante” pero lamenta la falta de decisiones de fondo

“Los países ricos no pueden continuar ignorando sus propias políticas comerciales y agrícolas”
José Antonio Hernández del Toro
Portavoz Oxfam
Publicado : 6 de junio 2008

Oxfam valora la cumbre de la ONU que se ha celebrado esta semana en Roma como “un primer paso importante” para abordar la crisis alimentaria pero advierte de que ahora se necesitan acciones de mayor envergadura para resolver la crisis de los precios de los alimentos.

“El primer paso para resolver un problema es reconocer que existe. Los líderes de los países más ricos han reconocido la importancia de la ayuda oficial a la agricultura después de 25 años de declive. Han prometido dinero para proporcionar ayuda inmediata a los que la necesitan. Pero una crisis como esta, con tantos factores concomitantes, necesita un plan de mayor calado para solucionarla y los países ricos no pueden continuar ignorando sus propias políticas comerciales y agrícolas“, ha dicho José Antonio Hernández del Toro, portavoz de Intermón Oxfam (Oxfam Internacional en España) para agricultura.

Por otra parte, Oxfam celebra el compromiso del gobierno de Zapatero de donar 500 millones de euros en los próximos 4 años pero denuncia falta de coherencia con sus políticas comerciales y agrarias. “Es decepcionante que al final de la cumbre no sepamos siquiera cómo se invertirá el dinero que los países, entre los que se encuentra España, han puesto sobre la mesa”, ha comentado Hernández del Toro.

El comunicado final reconoce que los biocombustibles significan tanto “oportunidades y retos” y recomienda más investigación sobre su impacto. Sin embargo, mientras tanto, los biocombustibles continúan provocando un efecto devastador en millones de personas pobres y estimaciones recientes sugieren que la demanda de biocombustibles es responsable del 30% del alza global de los precios de los alimentos. Oxfam pide a la Unión Europea y a los EEUU que eliminen sus metas obligatorias de biocombustibles.

El comunicado también sugiere que concluir la actual ronda de negociaciones de la OMC solucionará la crisis. Oxfam no está de acuerdo con esta afirmación y sostiene por el contrario que las actuales propuestas de la OMC no dan a los países en desarrollo la flexibilidad que necesitan para responder a los mercados volátiles y a las subidas y bajadas de los precios a corto plazo.

“Concluir un acuerdo comercial en el marco actual dañará a los agricultores pobres y a los consumidores, no les ayudará en nada. Las reglas comerciales deben proteger las poblaciones pobres tanto cuando los precios son altos como bajos. Los países en desarrollo necesitan tener libertad para alimentar a sus poblaciones y dar apoyo a los más pobres, a los agricultores más marginados para que puedan sacar provecho de la actual alza de precios. La crisis de ahora ilustra crudamente que lo que necesitamos no es el comercio de siempre sino una reforma profunda del sistema comercial internacional”, ha dicho Hernández del Toro.

El grupo de trabajo de la ONU creado para abordar la crisis alimentaria debe escuchar a los representantes de los 400 millones de pequeños agricultores que viven en los países en desarrollo. Estos agricultores no sólo son importantes para alimentar a sus países sino también para estimular el desarrollo económico y deben ser parte de cualquier solución a la crisis.

“El bastón de mando pasa ahora a los ministros de finanzas del G8 que se reúnen la próxima semana en Japón. Puesto que son los países más poderosos del mundo, deben destinar más dinero para paliar el impacto inmediato pero también para abordar las causas que contribuyen a la crisis: deberían eliminar las metas obligatorias de consumo de biocombustibles, revisar sus políticas agrarias y comerciales, y proporcionar más ayuda a largo plazo para la agricultura”, ha concluido Hernández del Toro.

Información complementaria

1. El dinero prometido esta semana incluye:

  • España 500 millones de euros
  • Francia 1.000 millones de euros
  • Banco de Desarrollo Islámico 1.500 millones de dólares
  • Banco Mundial 1.200 millones de dólares
  • Banco de Desarrollo Africano 1.000 millones de dólares

2. Las 290 millones de personas que se calcula que están en riesgo son las poblaciones más pobres en los 53 países más afectados –los 49 Países Menos Avanzados –PMA-, Tajikistan, Zimbabwe, Territorios Ocupados de Palestina y Kenia). La cifra de 14.500 millones de dólares se basa en que estas personas necesitan un promedio de 50 $ por cápita en el 2008. La cifra de 50 $ es una estimación basada en la experiencia de Oxfam y en estudios en todo el mundo sobre qué necesita la gente para tener suficiente para comer.