Ceremonia de café en Werka, Yirgacheffe. Credito: Oxfam
Oxfam invierte en procesos de produccion de cafe ecologicos y ayuda los cafeteros crecer un cultivo de primer nivel

Etiopía: Productores de café venden a un mejor precio, protegiendo el medio ambiente

“Nuestras condiciones de vida han mejorado notablemente.”
Aster Beyene
Cooperativa Werka

Berhanu Beyene, un caficultor de 45 años de Werka, Yirgacheffe, reconoce que lo que es bueno para la naturaleza es bueno para los negocios. Para él, los gigantescos sicomoros y otros árboles que yacen gentilmente a lo largo de sus cafetales son los guardianes de su sustento vital.

El café de mejor calidad de Etiopía crece a la sombra de los árboles, lo que permite a las bayas de café conservar su humedad hasta el momento de la cosecha. Sin la sombra de estos árboles ancestrales, los cafetos producen granos amargos de menor calidad.

Berhanu reconoce que proteger la naturaleza es una inversión. “Deforestaron uno de los campos de nuestra familia y los granos de café de esa área no tienen la calidad esperada”, confiesa Berhanu. “Nuestra unión cooperativa no acepta vender café de baja calidad en el mercado internacional de especialidades, por lo que tenemos que venderlo al mercado local y obtener menos ingresos”.

Consiguiendo apoyo

Para solucionar esto, Berhanu obtiene ayuda técnica de expertos de la oficina local de agricultura para reforestar el terreno con árboles de la zona. La oficina de agricultura está repartiendo semillas de árboles a Berhanu y a otras personas. Con el sol del mediodía escabulléndose por entre las copas de los árboles al son del trinar de los pájaros, Berhanu afirma que cuando mejor se siente es trabajando en los cafetales de su familia. “Ya ves, no solo los cafetos disfrutan de la sombra”, añade mientras se coloca gustosamente bajo un gigantesco sicomoro. “Tras un largo día de trabajo, descansar un poco bajo la sombra de estos árboles rejuvenece mi alma”.

Berhanu y Aster, su mujer, tienen 12 hijos y han pasado los últimos 10 años cultivando café. Los ocho hijos que todavía viven con ellos y van a la escuela dependen de los ingresos que obtengan por cultivar al mundialmente famoso café de Yirgacheffe.

Berhanu y Aster eran novatos en el negocio del café cuando, en 2001, su precio se desplomó a su peor histórico en los últimos 30 años y la crisis mundial del café afectó Etiopía, la cuna del café. Pero en lugar de rendirse, Berhanu y su familia estaban decididos a luchar contra la tormenta y salir reforzados. Oxfam América (EE.UU.) los apoyó con una campaña global para llevar la situación de los caficultores etíopes a oídos de los líderes nacionales e internacionales, gobiernos consumidores, tostadores de café internacionales y consumidores.

La pareja dice que mucho han pasado desde la crisis del café, que amenazó su forma de vida y afectó seriamente la economía cafetera del país. Lejos quedan los días en los que tenían que vender sus exiguos bienes para llevar comida a su mesa. “Nuestras condiciones de vida han mejorado notablemente”, comenta Aster. “Como madre, sueño con poder dar un porvenir a mi familia, pero ahora mismo me conformo sabiendo que mi familia está alimentada, saludable y que los niños van a la escuela”.

Nueva asociación

Hace poco más de un año, 238 caficultores de Werka se unieron para formar una cooperativa principal bajo la Unión Cooperativa de Agricultores del Café de Yirgacheffe. Tras la incorporación de Werka a la Unión, los miembros superaron los 300 en cuanto se corrió la voz de que Oxfam América (EE.UU.) lanzaría un proyecto para asistir a la mejora de la calidad del café mediante la financiación de una estación ecológica de lavado de café.

Como una extensión natural de su campaña global y trabajo de defensa para ayudar a los caficultores etíopes a conseguir mejores precios, Oxfam América (EE.UU.) invierte cada vez más en la mejora de la calidad del café, centrándose en el procesamiento ecológico del café.

Este es un paso de Oxfam América (EE.UU.) para ayudar a las cooperativas a producir café de calidad y conseguir mejores precios al vender los granos en el mercado internacional de especialidades del café. El proyecto de Werka es uno de los tres proyectos que Oxfam América (EE.UU.) ha financiado en tres regiones de cultivo de Etiopía.

Garantizando rendicion de cuentas, "responsabilidad ecologica"

La financiación de Werka y otras dos cooperativas ha sido posible mediante un crédito rotatorio sin intereses de cerca de 150 mil dólares cada uno, a devolverse en cinco años para su reinversión en otra cooperativa, con muchos más beneficios que la inversión inicial de los donantes. La financiación del equipamiento mediante un crédito responsabiliza a los miembros de la cooperativa del pago del mismo y los reafirma como verdaderos dueños de la inversión.

Al usar un procesamiento ecológico para el café, las cooperativas no solo aumentan sus ingresos al vender café lavado sino que se encargan de la contaminación medioambiental generada por los métodos tradicionales de procesamiento del café. En el método convencional, se extraen de los granos de café la pulpa y el mucílago, que acaban en riachuelos o lagunas cercanas en donde se descomponen y deterioran la calidad del agua que podría utilizarse para consumo en las casas de la comunidad. El método ecológico reduce la cantidad de residuos orgánicos del proceso del lavado y reduce el porcentaje de agua utilizada en un 98,5%.

Dos pájaros de un solo tiro

Los miembros de la cooperativa de Werka están esperando ansiosamente la próxima cosecha para comenzar a usar la máquina de lavado ecológico. Dicen que con estas instalaciones podrán matar dos pájaros de un solo tiro: aumentarán sus ingresos al vender café procesado en húmedo y protegerán el medioambiente, que resulta vital para continuar produciendo café de alta calidad. Con una inversión adicional mínima, los subproductos orgánicos del café lavado (pulpa y mucílago) se pueden convertir en biocombustible, fertilizante y piensos animales para aumentar los ingresos de los caficultores. Oxfam América (EE.UU.) tiene planes para invertir en ese proyecto piloto en 2008.

“Producir café de alta calidad nos legitimará para exigir mejores precios en el mercado internacional”, declara Berhanu mientras hábilmente recoge bayas de café maduras y las coloca en una cesta. “Desde mi punto de vista, el proyecto de Werka representa la mejor combinación de soluciones: ganamos más por nuestro duro trabajo y al mismo tiempo protegemos al medioambiente, del cual depende nuestra forma de vida”.

 

- Doe-e Berhanu

Cuento publicado originalmente por Oxfam América (EE.UU.)

Leer más

Reglas comerciales amañadas - nuestros diagramas interactivos enseñan como el comercio global roba a los pobres de una calidad de vida, y los mantiene atrapados en la pobreza.

Etiopía: Campaña Starbucks, (anatomía de un éxito) -  Como Oxfam y agricultores etíopes persuadieron un acuerdo nunca antes visto de Starbucks.

Campaña de Agricultura de Oxfam - ve como la gente en países en desarrollo está subsistiendo con la crisis global de precios en la comida y lo que estamos hacienda para ayudar.