Crisis en Gaza en detalle

Una serie de factores, entre ellos la suspensión de la ayuda internacional a la Autoridad Palestina, el cierre de los Territorios Ocupados palestinos por parte del gobierno israelí, los continuos ataques con cohetes contra Israel y el encrudecimiento de los enfrentamientos entre las facciones palestinas han provocado el deterioro de la situación humanitaria en Gaza y Cisjordania.

Ante la imposibilidad de trabajar de muchos palestinos debido al cierre de las fronteras, el 57% de los palestinos viven en condiciones de pobreza. Según datos de la ONU, esa cifra asciende al 79% en Gaza.

Privados de fondos y combustible, los servicios sanitarios están al borde del colapso. La población depende cada vez más de la ayuda alimentaria y el índice de desnutrición crónica y las enfermedades relacionadas con los hábitos alimenticios van en aumento, sobre todo entre la población infantil.

Oxfam trabaja con organizaciones socias en Israel y los Territorios Ocupados palestinos para satisfacer las necesidades básicas de los más afectados, sobre todo los que padecen algún tipo de discapacidad.

Los socios de Oxfam dirigen clínicas de atención primaria y clínicas móviles, que tienen un papel crucial a la hora de identificar problemas de salud entre la población infantil.

Asimismo, estamos instalando tanques de agua y distribuyendo kits de higiene por los jardines de infancia para ayudar así a promover buenas prácticas de salud e higiene.
Además, ayudamos a familias pobres, de las que la mayoría vive del campo, a conseguir comida y algunos ingresos.

Un elemento fundamental de nuestro trabajo consiste en presionar a los gobiernos para que reanuden la ayuda internacional prestada a la Autoridad Palestina para que pueda hacer frente al deterioro de la situación humanitaria. En abril de 2006, Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá suspendieron la ayuda internacional a raíz de la victoria de Hamas en las elecciones parlamentarias.

Por otro lado, pedimos a Israel que reanude la transferencia de los impuestos y aranceles recaudados en nombre de la Autoridad Palestina, así como el suministro de combustible que tan necesario es para los servicios primarios tales como hospitales y centrales de tratamiento de agua.

Oxfam sigue pidiendo el cese de la violencia por ambas partes para permitir el acceso de la población civil al suministro de ayuda humanitaria.