Si lo dejamos pasar por alto, el cambio climático puede acabar con nuestras capacidades de seguir cultivando.

El cambio climático


Es hora de crecer a partir del cambio climático

El cambio climático es un hecho que trae severas repercusiones para los agricultores, y, si lo dejamos pasar por alto, puede acabar con nuestras capacidades de seguir cultivando.

La subida de las temperaturas hará que caiga la producción de las cosechas, incluso hasta la mitad de sus niveles actuales en algunos países africanos. Y los cambios de las estaciones dificultarán aún más la labor de los agricultores a la hora de saber cuándo sembrar, cultivar y cosechar… lo que, en última instancia, repercute en su capacidad para producir lo que necesitan para comer y ganarse la vida.

Y mientras suben las temperaturas, las olas de calor, las sequías y las inundaciones son cada vez más severas y ocurren con mayor frecuencia, con el riesgo de acabar con nuestras cosechas y arruinar la vida de muchas personas durante años.

Y la agricultura no es sólo un aspecto en el que repercute el cambio climático, sino que también lo causa. De hecho, la agricultura es responsable de casi una tercera parte de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por lo que ha llegado la hora de crecer a partir del cambio climático.

Cómo crecer

Los gobiernos han dado largas con respecto a este tema durante mucho tiempo.

Necesitamos un acuerdo internacional justo que mantenga el calentamiento global por debajo de los 2 grados y con el que evitar un cambio climático de consecuencias catastróficas. Cualquier otro arreglo sería insuficiente.

Es hora de echar una mano a las comunidades más pobres para poderse adaptar a los cambios que ya están teniendo lugar, llegando a un acuerdo sobre el origen concreto de la financiación prometida en 2009 cuando se celebró la Cumbre sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas en Copenhague.

Asimismo, ha llegado la hora de invertir en agricultura a pequeña escala para países en vías de desarrollo, así como en fuentes de energía ecológicas y limpias.

Si queremos seguir creciendo juntos en el mundo, es necesario hacernos con el control del cambio climático.

Palabras clave: