Los evacuados por la avalancha y las lluvias torrenciales en Filipinas necesitan urgentemente refugio y agua

Publicado : 22 Febrero 2006

Las 4.000 personas que se han visto obligadas a buscar refugio en centros de evacuación tras la avalancha y las lluvias torrenciales en el sur de Leyte, en Filipinas, necesitan urgentemente refugio y agua potable. Así lo han constatado los equipos de Oxfam Internacional que han empezado a distribuir ya bienes de primera necesidad como mantas, colchones, jabón y compresas en los hospitales locales.


“Gran parte del esfuerzo se ha centrado hasta ahora en la búsqueda y el rescate de supervivientes tras esta terrible tragedia. Ahora la atención se empieza a poner en las personas que han quedado desplazadas”, afirma Jacobo Ocharan, coordinador de Acción Humanitaria de Oxfam Internacional.
La ayuda está empezando a llegar a los centros de evacuación a pesar de que las condiciones en las que se encuentran las carreteras hacen muy difícil su distribución. Muchos de los accesos a la zona afectada están bloqueados.


“Nos tememos que el número de personas que tengan que dejar sus casas aumentará si continúan las lluvias torrenciales. También crece la preocupación por que puedan producirse nuevos corrimientos de tierras. Tenemos que preparar áreas con agua potable y refugios temporales porque hay gente que no podrá regresar a sus casas en meses”, explica Jacobo Ocharan.


En Oxfam Internacional estamos desplazando equipos de especialistas en agua y saneamiento a la zona para comprobar si se pueden utilizar las fuentes de agua cercanas a los centros de evacuación. Nuestro trabajo se centra, por ahora, en las localidades de Saint Bernard y Liluan, donde actuamos de forma coordinada con el Consejo Nacional de Coordinación de Desastres de Filipinas, las autoridades locales y ONG filipinas.


 

Contactar

Gabinete de prensa de Intermón Oxfam (España):
Carmen Rodríguez: +34 91 204 6720 / 615 359 401