MSF, IO, políticos, líderes religiosos y cientos de miles de ciudadanos exigen a Novartis que retire su demanda

“Las personas, no los beneficios, deben estar en el centro de la ley de patentes de medicinas.”
Desmond Tutu
Premio Nobel de la Paz
Publicado : 15 Febrero 2007

Con más de 300.000 firmas de apoyo, recibidas hasta el momento, MSF e IO piden a Novartis que retire la demanda interpuesta contra la ley india de patentes tras haberle sido rechazada la patente para uno de sus medicamentos contra el cáncer. Si prospera esta demanda, cuya segunda vista se está celebrando en estos días, las consecuencias para el acceso a medicamentos en los países en desarrollo del mundo podrían ser catastróficas.


MSF e IO destacan que la cuestión de la demanda de Novartis no afecta solamente a un medicamento, como Glivec, ni a sus programas de donación. El problema es que la demanda de Novartis no sólo reclama patente para ese medicamento, sino que se dirige contra una cláusula específica de la ley india de patentes, en la que se establecen criterios estrictos para que éstas sean otorgadas. Si esta cláusula fuese eliminada, miles de patentes podrían otorgarse más ampliamente en India, haciendo que se reduzca fuertemente su capacidad para producir medicamentos más baratos y asequibles, que han demostrado su enorme eficacia para el tratamiento de las enfermedades del mundo en desarrollo. Lo realmente importante es que si Novartis gana el recurso contra la sección 3(d) de la Ley India de Patentes, los más pobres de los países en desarrollo no tendrán acceso a tratamiento.


Las dos organizaciones advierten que, a través de esta demanda, Novartis está amenazando el derecho de cada país para hacer leyes de patentes que anteponga la vida de las personas a los beneficios económicos, tal como admite la Declaración de Doha firmada en 2001, en el marco de la Organización Mundial de Comercio.


“Es inadmisible que una compañía desafíe la ley de patentes de un país que se limita a poner en práctica los acuerdos alcanzados en la Organización Mundial del Comercio. Ningún país miembro de la OMC ha cuestionado el apartado de la ley India que permite a este país conceder patentes en función de si el medicamento es o no novedoso. Consideramos que esta reclamación debería se negociada en el Consejo de la OMC, y no mediante pleitos judiciales iniciados por compañías contra países individuales.”, afirma Ariane Arpa, directora general de Intermón Oxfam.


India es el mayor proveedor de medicamentos genéricos de alta calidad y bajo coste para los países en desarrollo, muchos de los cuales dependen de los medicamentos asequibles producidos en India para tratar a sus enfermos. De hecho es el mayor proveedor de medicamentos genéricos de alta calidad de países tan pobres como los del África subsahariana y suponen más de la mitad de los fármacos usados contra el SIDA en el mundo en desarrollo. Más del 50% de los medicamentos que distribuye UNICEF y cerca del 70% de los utilizados contra el sida por el programa de EEUU contra el Sida en los países en desarrollo (PEPFAR en sus siglas en inglés), provienen de las fábricas Indias. Pero son principalmente los sistemas de salud de los países en desarrollo los que necesitan estas medicinas asequibles para tratar a sus ciudadanos.


“Estamos viendo como, cada vez más, los recursos para tratar a las personas, nos los quitan de las manos”, afirma el Dr. Tido von Schoen-Angerer, Director de la Campaña de MSF para el Acceso a Medicamentos Esenciales. “No podemos pagar el precio de los nuevos medicamentos que necesitamos y además no se están desarrollando los suficiente para las enfermedades que afectan principalmente a las personas que viven en los países pobres”.


Apoyos internacionales


Ayer,en Ginebra, la ex presidenta de Suiza Ruth Dreifuss, país en el que Novartis tiene su sede central, apoyó la petición para que Novartis retire su demanda en India. Se suma así a líderes políticos y religiosos que han pedido a la farmacéutica que abandone la demanda que interpuso contra la ley de patentes india.


Por parte de la Iglesia, el Arzobispo y Premio Nobel de la Paz, Desmond Tutu, ha afirmado que "Las personas, no los beneficios, deben estar en el centro de la ley de patentes de medicinas". A él se sumaron los representantes internacionales de las principales iglesias cristianas, el ministro de cooperación del gobierno alemán, el ex enviado especial de la ONU para el VIH/SIDA en Africa Stepen Lewis, así como el Dr. Michel Kazatchikine, nuevo director del fondo Global para la lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria.


La ex presidenta de Suiza, que coordinó desde 2004 a 2006 la Comisión de Propiedad Intelectual, Innovación y Salud Pública (CIPH) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado que “la Declaración de Doha supone un equilibrio entre los derechos de propiedad intelectual y la salud pública, y este equilibrio sólo puede alcanzarse si los países hacen uso de las flexibilidades contenidas en los Acuerdos de Propiedad Intelectual (ADPIC) firmados en la OMC, y esto es lo que la ley India está cumpliendo. Amenazando la aplicación de esta ley, lo que Novartis está consiguiendo es sacrificar los objetivos de la salud pública y debilitando todo el sistema”.


Cerca de 9.000 solicitudes de patentes están esperando a ser revisadas por las autoridades indias, de las cuales se cree que la mayoría sólo son modificaciones sin importancia de medicamentos viejos. Si se obliga a India a cambiar su ley, muchos de estos medicamentos viejos sería patentados, bloqueando la competencia de medicamentos genéricos, que han demostrado ser la forma más eficaz de que se reduzca el precio de todos los medicamentos, y se aumente así el acceso a ellos.

 

Contactar

MSF: Javier Sancho +34 629 18 70 00 franciscojavier.sancho@barcelona.msf.org

IO: Marisa Kohan: +34 91 204 6720 / +34 699 984 800 mkohan@intermonoxfam.org

Palabras clave: