Oxfam Internacional denuncia un posible incumplimiento de las promesas del G8 en ayuda

“Los países del G8 están avanzando para una posición de bloqueo.”
Max Lawson
Oxfam Internacional
Publicado : 5 de junio 2007

En la víspera de la cumbre del G8 en Heiligendamm, Alemania, Oxfam Internacional ha afirmado hoy que es escandaloso que los países del G8 no mantengan sus promesas del encuentro de 2005 en relación a la ayuda a los países en desarrollo.


Los países del G8 “están avanzando para una posición de bloqueo” ha afirmado Max Lawson, responsable de incidencia política de Oxfam, ya que las negociaciones de última hora entre altos funcionarios han sido poco concluyentes, con algunos miembros que incluso rehuyen reiterar las promesas de ayuda firmadas anteriormente.


Según Lawson “los funcionarios del G8 han estado implicados en una negociación intensa sobre los textos finales pero no han llegado a ningún acuerdo. Italia, Canadá y Japón están liderando los avances con el objetivo de poder hacer marcha atrás, rechazando incluso reafirmar las promesas de aumentar la ayuda que hicieron en 2005 - básicamente porque han estado tratando de romper estas promesas desde entonces.”


“La ayuda adicional, que fue prometida en la cumbre del G8 en Gleneagles hace dos años, permitiría a millones de niños ir a la escuela, dar empleo a enfermeras, a doctores y a profesores, disponer de medicinas para enfermos de SIDA - literalmente salvar vidas. Pero colectivamente, el G8 parece estar preparándose para saltar su compromiso y cortar $30.000 millones de dólares al total de la ayuda prometida. Si no se revierten sus posiciones, 5 millones de personas morirán antes de 2010. Esto es mucho más que números en un papel”.


El cambio climático es el otro tema que generará polémica en el inicio oficial de la cumbre el miércoles, con Alemania empujando para un consenso sobre un objetivo global de estabilización y las propuestas para las negociaciones multilaterales en un marco post-2012. La primera fase del protocolo de Kyoto funcionará entre 2008-2012.


Lawson añade que “en los últimos días hemos visto una serie de nuevas iniciativas en cambio climático, conducidas por los opositores del protocolo, pero no necesitamos un nuevo proceso de acercamiento. Hay ya un proceso abierto en la ONU que los países deben seguir, y que el G8 debe apoyar, de modo que se convierta en una solución global al problema global.


“Estamos viendo ya a gente pobre en los países en vías de desarrollo que sufren los efectos del cambio climático. Estas personas no pueden esperar los resultados del desfile de diversas iniciativas de cada país. Necesitamos que el G8 proporcione ahora el dinero para ayudar a que estos países se adapten al cambio climático, mientras que al mismo tiempo se tomen medidas para cortar las emisiones de gases y limitar el calentamiento global a valores por debajo de los dos grados, tanto cuanto sea posible.”


Por otra parte, durante el fin de semana, las protestas violentas atrajeron la atención de los espectadores interesados en el G8 y de los medios de comunicación. La campaña pacífica fue eclipsada por los actos de violencia y los heridos causados.


Lawson: “Esta cumbre no se debe recordar por las promesas rotas y los coches quemados. Aquí hay un potencial enorme y es una ocasión magnífica para que los países más ricos y más poderosos del mundo asuman su responsabilidad de apoyar el desarrollo y la reducción de la pobreza en el mundo. La falta de actuación en esto sería imperdonable.”

 
 

Contactar

Intermón Oxfam (Oxfam Internacional en España) – Gabinete de Prensa
Anna Argemí +34 628 049 352 aargemi@intermonoxfam.org