Casi un tercio de los iraquíes necesitan ayuda humanitaria de emergencia

“La ONU y la comunidad internacional podrían hacer más para atender las necesidades de la población.”
Jeremy Hobbs
Director de Oxfam Internacional
Publicado : 30 julio 2007

La violencia en Iraq está encubriendo la crisis humanitaria que afecta a ocho millones de iraquíes – casi un tercio de la población -  que necesitan ayuda humanitaria de emergencia, han advertido hoy Oxfam Internacional y el Comité de Coordinación de las ONG en Iraq (NCCI).


A pesar de que la violencia atroz sigue siendo el mayor problema al que se enfrentan los iraquíes, el informe publicado por las dos organizaciones exhorta al gobierno iraquí y al resto de gobiernos de la comunidad internacional a hacer más para cubrir las necesidades básicas de la población en lo que se refiere a agua, saneamiento, comida y cobijo.


Datos del informe:

  • Cuatro millones de iraquíes – 15% - no pueden comprar lo suficiente para comer habitualmente;
  • Un 70% de la población no tiene acceso a una provisión de agua adecuada, cuando esta cifra era del 50% en el 2003.
  • Un 28% de los niños están desnutridos, frente al 19% en el 2003.
  • Un 92% de los niños iraquíes tienen problemas de aprendizaje, mayoritariamente debido al clima de miedo instalado.
  • Más de dos millones de personas – mayoritariamente mujeres y niños – han tenido que desplazarse dentro de Iraq.
  • Otros dos millones de iraquíes se han convertido en refugiados, principalmente en Siria  y Jordania.


Jeremy Hobbs, director de Oxfam Internacional, ha afirmado: “La terrible violencia en Iraq ha camuflado la crisis humanitaria que está ocurriendo en el país. La malnutrición infantil ha aumentado dramáticamente y los servicios básicos, cuyas infraestructuras han sido destruidas por años de guerra y sanciones, son insuficientes para atender las necesidades de la población. Millones de iraquíes se han visto obligados a huir de la violencia y han tenido que  irse a otras partes del país o  fuera del mismo. Muchos de ellos viven en condiciones de extrema pobreza.”


“A pesar de la terrible violencia, el gobierno iraquí, la ONU y la comunidad internacional podrían hacer más para atender las necesidades de la población. El gobierno iraquí debe comprometerse a ayudar su población más necesitada, incluyendo a los desplazados internos, extendiendo la distribución de alimentos y de las ayudas sociales a los más pobres. Los donantes occidentales deben dirigir su ayuda a través de las ONG iraquíes e internacionales que trabajan en Iraq y desarrollar sistemas más flexibles para garantizar la eficiencia y la eficacia de éstas organizaciones.”


“Los combates y la debilidad de las instituciones iraquíes suponen un gran obstáculo para el trabajo humanitario. Sin embargo, se puede y se debe hacer más para ayudar al pueblo iraquí.”


“Mientras se asiste a la necesidad urgente de mayor ayuda humanitaria, Oxfam Internacional y el NCCI creen que poner fin al conflicto debe ser la prioridad de todos los implicados en Iraq. El gobierno iraquí y las fuerzas multinacionales deben garantizar que sus tropas respectan sus obligaciones morales y legales, y no hacen daño a los civiles y sus propiedades.”


El gobierno iraquí debe expandir de inmediato su programa de distribución de alimentos, aumentar las ayudas sociales en efectivo y apoyar a las ONG locales implicadas en la ayuda. El gobierno debe igualmente descentralizar el esfuerzo de distribución de la ayuda en las autoridades locales. Los gobiernos extranjeros, incluyendo a los de EEUU y del Reino Unido, deben apoyar a los ministerios iraquíes en la implementación de estas políticas.


Oxfam tenía personal trabajando en terreno en Iraq pero fue forzada a retirarse del país debido a la inseguridad permanente. Actualmente apoya a ONG locales e internacionales capaces de operar en Iraq. A pesar de que la violencia y los niveles de inseguridad restringen las actividades de los cooperantes en terreno, un estudio de Oxfam Internacional de 2007 concluye que el 80 por ciento de las ONG operando en Iraq podrían garantizar más ayuda humanitaria si tuvieran más fondos.


Muchas organizaciones humanitarias no aceptan fondos de países que tienen tropas en Iraq porque esto podría poner en riesgo su seguridad e independencia. Por eso el informe insta los donantes internacionales que no han enviado tropas a Iraq que provean más fondos de emergencia para la acción humanitaria.

 

Lee el informe: Abordando el reto humanitario en Iraq


 

Contactar

Intermón Oxfam (Oxfam Internacional en España) – Gabinete de prensa
Ana Damásio, tel. +34 93 482 0794; +34 618 878 113