Better Returns in a Better World

El rol de los inversores institucionales en la reducción de la pobreza y el desarrollo

Publicado : 18 Noviembre 2010

En noviembre de 2008 Oxfam lanzó la iniciativa Better Returns in a Better World (BRBW), un proyecto de investigación de dos años dirigido a identificar cómo pueden los inversores institucionales maximizar su contribución al desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza. BRBW tiene en cuenta la diferencia entre los inversores que responden a una demanda específica basada en criterios éticos y quellos cuyas decisiones se basan en consideraciones estrictamente financieras. El proyecto analiza en particular el papel de estos últimos.

BRBW ha analizado las prácticas de los inversores en sus tres áreas principales de actividad: asignación de capital, influencia sobre la actuación empresarial y sobre las políticas públicas. Durante el desarrollo del proyecto se han realizado siete talleres de trabajo con inversores en los que se han analizado las prácticas de inversión bajo la óptica de siete aspectos relacionados con la pobreza:

  • acceso a medicamentos
  • salarios al final de la cadena de suministro
  • comercio de armas
  • escasez de agua
  • tierras de cultivo y seguridad alimentaria
  • capital riesgo en los países en desarrollo
  • transparencia, soborno y corrupción

Asimismo, se han mantenido entrevistas individuales y en profundidad con inversores y expertos. En el informe final del proyecto se exponen las recomendaciones de Oxfam a los inversores institucionales, como principales destinatarios, así como a los responsables políticos y a las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en este ámbito.

Principales conclusiones

Las razones para que los inversores promuevan activamente el desarrollo sostenible y contribuyan a erradicar la pobreza son tanto éticas como económicas.

Las tres principales razones económicas para que hagan frente a los impactos sociales, ambientales y de gobierno de sus inversiones son:

  • Los retos a los que se enfrenta nuestra sociedad van a afectar directamente a la rentabilidad de las empresas en las que invierten.
  • Los beneficios de los inversores dependen cada vez más de mercados emergentes y de inversiones alternativas (p.e. fondos de tierras de cultivo). Esto aumenta los riesgos y las oportunidades tanto para los inversores como para el desarrollo.
  • Las expectativas de la sociedad sobre los inversores y las empresas estáaumentando con rapidez, bajo el liderazgo de la sociedad civil y los medios de comunicación.