Coordinación y alineación de la ayuda: ¿mito o realidad?

El caso de la puesta en práctica de la política agrícola regional de la CEDEAO

Los últimos 25 años han estado marcados por una doble falta de inversión en el sector agrícola y alimentario en los países de la Comunidad Económica y de Desarrollo de África del Oeste (CEDEAO). Y ello a pesar del hecho de que en estos países la agricultura genera el 35 % del PIB y el 15 % de los ingresos por exportaciones, y da empleo directo al menos a dos tercios de su población. Entre 1995 y 2008 los donantes han destinado en promedio apenas el 4,7 % de su ayuda oficial al desarrollo (AOD) al sector agrícola en el conjunto de países de la CEDEAO.

La escalada de los precios de los productos alimentarios en 2008 y su impacto negativo sobre las poblaciones más vulnerables han reavivado la puesta en práctica de la ECOWAP, la política agrícola regional de la CEDEAO. En 2009 y 2010 los Estados miembros de la CEDEAO han elaborado de forma concertada programas de inversiones agrícolas a nivel nacional (PNIA) y regional (PRIA), identificando las prioridades del sector y las necesidades financieras para poder llevarlos a cabo.

Como la principal referencia para las intervenciones en el sector agrícola, estos programas sobre todo buscan facilitar la alineación de los socios técnicos y financieros (STF) en la adopción de un enfoque sectorial.

Al mismo tiempo, durante la Cumbre del G8 en L’Aquila (Italia) en julio de 2009 los socios anunciaron compromisos financieros significativos para el sector agrícola y la seguridad alimentaria, al tiempo que reafirmaban su voluntad de gestionarlos de acuerdo con los principios de eficacia de la ayuda.

A partir del análisis de los procesos de definición y puesta en práctica de la ECOWAP y de los PNIA en Níger, Burkina Faso y Ghana, este estudio analiza los factores de avance y los obstáculos, tanto en la coordinación y alineación de los socios como en la elaboración y puesta en práctica de los programas de inversión agrícola en la región.