De la emergencia a la reconstrucción

Apoyar el buen gobierno de Haití tras el terremoto

Publicado : 6 Enero 2011

La respuesta humanitaria que se puso en marcha tras el terremotoque asoló Haití el 12 de enero ha sido una de las más complejashasta la fecha. A pesar de ello, cuando se acerca el primeraniversario del terremoto, el Estado haitiano, junto con lacomunidad internacional, ha logrado escasos avances en lareconstrucción.

Las autoridades haitianas deben mostrar un mayor liderazgo yresponder a las necesidades prioritarias de su población.

Debenponer en marcha proyectos de infraestructura pública que dentrabajo a la gente y desarrollen sus capacidades; apoyar el retornode los desplazados a sus hogares o asignar tierras para construircasas nuevas; e invertir en agricultura. Por su parte, la comunidadinternacional debe hacer mucho más por apoyar estos esfuerzos,fortaleciendo la capacidad y la responsabilidad de lasinstituciones haitianas.

Recomendaciones

El nuevo Gobierno de Haití debe:

  • Demostrar un verdadero liderazgo político y un sentido de urgencia en la reconstrucción del país, estableciendo programas de trabajo público que creen empleo y desarrollen las capacidades de la mano de obra; ayudando a las familias sin hogar a regresar o reasentarse en lugares adecuados; poniendo en marcha programas de protección social como transferencias monetarias y programas de microcrédito; e invirtiendo en la agricultura y en empresas haitianas;
  • Poner en marcha medidas para reducir la corrupción y mejorar la rendición de cuentas, y acelerar la descentralización a las autoridades locales.

Los gobiernos donantes internacionales, las Naciones Unidas y las Organizaciones no Gubernamentales internacionales deben:

  • Trabajar más estrecha y eficazmente con las autoridades haitianas, fortaleciendo sus capacidades y trabajando para mejorar el desempeño de los ministerios;
  • Los donantes deben hacer llegar los fondos prometidos en la conferencia de marzo de 2010 en Nueva York y mejorar la transparencia para que corresponda lo comprometido con los5desembolsos. Tienen que cooperar entre sí mucho más estrechamente y armonizar sus políticas y prioridades;
  • Los principales actores, incluyendo a Bill Clinton, deben revisar urgentemente el trabajo de la CIRH y acelerar el cumplimiento de su mandato.

Las autoridades haitianas, los gobiernos donantes, las Naciones Unidas y las Organizaciones no Gubernamentales internacionales deben:

  • Consultar, comunicar e involucrar de forma eficaz a los ciudadanos haitianos en la reconstrucción de su país, asegurándose que los programas de reconstrucción reflejan sus necesidades prioritarias.

Más información

Respuesta humanitaria de Oxfam ante la emergencia de Haití

Permalink: http://oxf.am/Zxc