Invertir en agricultura en Burundi

Imprescindible para hacer frente a la inseguridad alimentaria y mejorar las condiciones de vida de la mujer campesina

A pesar de ser un país agrícola, Burundi tiene unas tasas de inseguridad alimentaria alarmantes: el 72% de la población sufre inseguridad alimentaria. A pesar de que la agricultura se sustenta en el trabajo de la mujer campesina, ésta no tiene derechos.

Por ello es imprescindible invertir en el sector primario. Pero el gasto agrícola debe ir ahí donde es más necesario si se quiere contribuir al desarrollo del país. Nadie mejor que las organizaciones de productores y de la sociedad civil para orientar este gasto. Ahora que el Gobierno se ha comprometido ha aumentar el presupuesto agrícola, no puede desaprovechar este momento histórico para lograr un avance significativo para el país.

Este informe pretende mostrar las razones por las que es urgente e imprescindible invertir más y mejor en agricultura, especialmente en la lucha contra la inseguridad alimentaria y en la mejora de la calidad de vida de la mujer campesina, analizando el rol que tiene la sociedad civil en la toma de decisiones. El informe termina con una serie de recomendaciones a las instituciones públicas, a los donantes y a la sociedad civil.