Las claves de Busan

Los próximos pasos de la Alianza Mundial para una Cooperación al Desarrollo Eficaz

Publicado : 2 Octubre 2012
Autor: 
Farida Bena, responsable de políticas para la Ayuda Eficaz de Oxfam

La Alianza Mundial para una Cooperación al Desarrollo Eficaz creada en Busan, Corea del Sur, en 2011, estableció el marco normativo internacional relativo a los principios de eficacia de la ayuda y del buen desarrollo, unos estándares a los que todos los agentes del desarrollo deberían adherirse.

Estos principios incluyen:

  • El liderazgo y la apropiación de las estrategias de desarrollo por los países receptores de la ayuda;
  • La priorización de los resultados que incidan en el bienestar de las personas;
  • La creación de asociaciones entre los agentes del desarrollo basadas en la confianza mutua; y
  • La transparencia y la responsabilidad compartida de esos agentes de desarrollo.

Todos los actores de la cooperación, tanto los donantes tradicionales como los nuevos proveedores de ayuda, deben respetar y defender estos principios fundamentales cumpliendo lo prometido en Busan. Para ello, la Alianza Mundial necesitará adoptar una visión fuerte, compromiso político de alto nivel y un mecanismo de rendición de cuentas a escala mundial que sea fuerte, pero también flexible..

Recomendaciones claves

Para finalizar el marco global de seguimiento, Oxfam recomienda al Comité Permanente:

  • Tener en cuenta los distintos factores sociales, económicos, culturales, políticos y legales que contribuyen a la creación de un entorno favorable para las OSC;
  • Tener en cuenta estrategias y políticas que favorezcan la creación de empresas sostenibles y puestos de trabajo de calidad para los sectores más pobres de la población;
  • Apoyar la aplicación de una norma de transparencia común y abierta, garantizando que los proveedores de cooperación cumplan su objetivo intermedio de publicar sus datos sobre la ayuda en diciembre de 2013;
  • Evaluar los resultados en cuestiones de género, no solo en relación al modo en que los países en desarrollo miden las asignaciones presupuestarias pertinentes, sino también en relación al nivel de integración de los derechos de las mujeres en sus estrategias nacionales de desarrollo.

Por su parte, los proveedores del Sur y el sector privado deberían:

  • Respetar el nuevo marco global de seguimiento, o bien tomar medidas concretas que sirvan para mostrar cuáles son sus planes para llevar a cabo un seguimiento de su propio desempeño en un plazo razonable.
  • Afrontar el reto de introducir un mecanismo eficaz de rendición de cuentas como actores de desarrollo que son, tanto en el ámbito global como en el nacional.

Más información

> Foro sobre la Eficacia de la Ayuda Busan 2011

> El trabajo de Oxfam: Ayuda efectiva en acción

Permalink: http://oxf.am/JtV