New Forests Company y sus plantaciones en Uganda: Estudio de caso de Oxfam

La empresa New Forests Company (NFC), con sede en Londres, podría parecer el modelo de cómo una joven empresa moderna debería llevar a cabo, de manera responsable, una importante inversión en tierras en África. Las investigaciones de Oxfam revelan que las serias denuncias presentadas por personas que fueron desalojadas de su tierra para permitir las operaciones de NFC siguen sin resolver. ¿Cómo responderá la empresa?

Hoy en día, las personas desalojadas de sus tierras están desesperadas, pues han sido empujadas a la pobreza y las han convertido en personas sin tierra. En algunos casos dicen haber sufrido actos de violencia, y que su propiedad, cultivos y ganados fueron destruidos. Afirman que no fueron consultados debidamente, que no se les ha ofrecido una compensación adecuada y que no han recibido tierras alternativas.

Oxfam cree que las comunidades afectadas en Kiboga y Mubende merecen que su caso sea escuchado y que se haga justicia.

Desde el punto de vista de Oxfam, NFC y sus financiadores tienen que rendir cuentas por los medios de vida que se han perdido y por las vidas de las familias que se destrozaron por culpa del desalojo forzoso de la tierra que cultivaban. Oxfam hace un llamamiento a NFC y sus inversionistas para:

  • Llevar a cabo una investigación completa sobre lo ocurrido en Kiboga y Mubende, y publicar los términos de referencia para dicha investigación y sus resultados.
  • Comprometerse con un proceso transparente que ofrezca justicia a las comunidades afectadas; y, en consulta con estas últimas y con las autoridades locales y nacionales, garantizar que se les proporcionen tierras alternativas comocompensación por los hogares, los cultivos, el ganado y los medios de vida que han perdido.
  • Ofrecer a las comunidades afectadas indemnizaciones por daños y perjuicios por cualquier abuso que se demuestre que han sufrido.
  • Allí donde se descubran fallos, comprometerse a reformar sus políticas,estándares y procedimientos, de modo que dichos abusos nunca puedan volver a suceder.


Actualización del caso de Uganda

En septiembre de 2011, Oxfam dio a conocer el caso de una transacción de tierra en Mubende que implicó el desalojo de la población local para dar paso a plantaciones de madera. Casi 15 meses después, la comunidad de Mubende ha firmado un acuerdo definitivo con New Forests Company (NFC).