Oxfam responde al anuncio del gobierno de Zimbabwe de suprimir la prohibición de las ONG en el país

“Es fundamental que los implicados que no forman parte del gobierno tengan espacio para trabajar”
Charles Abani
Director Regional Oxfam
Publicado : 29 Agosto 2008

La agencia humanitaria Oxfam acoge con cautela el anuncio realizado por el gobierno de Zimbabwe de su intención suprimir la prohibición que pendía sobre las agencias de ayuda implicadas en trabajos humanitarios y de desarrollo en el país con efecto inmediato.



Oxfam se vio obligada a suspender todos los trabajos que realizaba en la zona el 4 de junio de este año por orden del gobierno. La prohibición implicaba la no distribución de alimentos para los más de 2 millones de zimbaweses que realmente los necesitaban. También se congelaron las acciones para el envío de simiente y ganado para la próxima estación de cultivos.



El director regional de Oxfam, Charles Abani, afirmaba: “Acogemos con alegría este anuncio ya que la crisis humanitaria que padece Zimbabwe necesita atención urgente. Si no se reanuda el abastecimiento de alimentos y ayuda en el país, será inevitable extensión de la hambruna y los problemas de desnutrición. La provisión de agua y sistemas de saneamiento son también acuciantes como parte de esta ayuda”.



El ministro de servicios públicos de Zimbabwe ha fijado una reunión para el lunes 1 de septiembre con las agencias de ayuda y ONG para “aclarar las modalidades de las operaciones”.



En palabras del Sr. Abani: “Todos esperamos que dichas ‘modalidades’ no impliquen más restricciones para las agencias de cooperación o para la población local civil. Es fundamental que los implicados que no forman parte del gobierno tengan espacio para trabajar ayudando a las personas pobres y vulnerables de Zimbabwe”.



Debido al hundimiento económico de Zimbabwe, la inseguridad en la disponibilidad y provisión de alimentos no se limita a las zonas rurales sino que supone una seria amenaza para las familias pobres de los medios urbanos. Oxfam tiene la intención de prestar ayudar y abastecer alimentos para más de 500 000 personas que viven en los Midlands y en las provincias de Masvingo, así como para otras que viven en algunos centros urbanos del país como Harare y Bulawayo. La agencia también estudia la posibilidad de realizar trabajos para la prevención de enfermedades como la diarrea y el cólera, derivadas del empeoramiento de las condiciones del agua y de los sistemas de saneamiento. Oxfam también cuenta con retomar el trabajo que realizaba en colaboración con otros socios locales por el desarrollo.



“Estamos entusiasmados con la idea de prestar nuestro apoyo a las autoridades de Zimbabwe y así conseguir una respuesta rápida a la situación de crisis humanitaria. Pensado a largo plazo, nos gustaría trabajar con otros socios de Zimbabwe en proyectos de recuperación y reconstrucción”, afirmaba Abani.