La UE y la ONU no cumplen su misión de proteger a los civiles en Chad

“El este de Chad es una tierra sin ley donde se encuentran abandonadas miles de personas bajo constante amenaza.”
Consuelo Lopez-Zuriaga
Portavoz Oxfam en Chad
Publicado : 10 Septiembre 2008

La misión de protección de la ONU en el este de Chad es incapaz de frenar la creciente inseguridad en la zona, dejando medio millón de personas vulnerables a ataques y abusos, según alerta la organización humanitaria Oxfam Internacional en un informe publicado hoy.

Un año después del comienzo de la misión, las fuerzas policiales todavía no está operativas y las tropas europeas se enfrentan al bandolerismo y al incremento de la impunidad.


El informe “Misión incumplida: los civiles siguen en peligro en el este de Chad” analiza el trabajo de la misión de protección de las Naciones Unidas un año después de su inicio y concluye que durante este periodo, la iniciativa ha estado marcada por retrasos en su despliegue, impedimentos burocráticos y falta de coordinación. Por ello, medio millón de personas que han abandonado sus hogares a causa de los conflictos en Darfur y Chad se encuentran desprotegidas y expuestas diariamente a ataques, robos, violaciones y reclutamiento forzado.


La misión opera bajo el mandato del Consejo  de Seguridad de las Naciones Unidas de septiembre de 2007. Está formada por un componente policial de la ONU, MINURCAT – responsable de la seguridad en los campos de refugiados y asentamientos de desplazados chadianos – y por una fuerza militar de la Unión Europea (EUFOR) que tiene a su cargo la seguridad general de la zona. Hasta ahora, sólo 320 policías chadianos han sido entrenados para garantizar la seguridad, y todavía no se ha iniciado su despliegue. Este vacío de ley y orden ha permitido a los bandidos percibir que pueden robar y matar sin miedo, lo que ha propiciado el aumento en espiral de los ataques contra la población civil y los trabajadores humanitarios.


“Las personas han escapado de la violencia en Darfur y Chad pensando que aquí encontrarían refugio, pero el este de Chad es una tierra sin ley e inestable donde ahora se encuentran abandonadas bajo constante amenaza. Estas personas se enfrentan a diario al robo de ganado, ataques y violaciones. Tienen miedo de cultivar sus campos o de salir a recoger leña.

Las tropas de la EUFOR están haciendo su trabajo al intentar controlar la violencia, pero no lo pueden hacer solos y necesitan con urgencia el apoyo de las prometidas fuerzas policiales”, ha explicado Consuelo Lopez-Zuriaga, portavoz de Intermón Oxfam (Oxfam Internacional en España) para Chad.


El informe, basado en entrevistas con la población desplazada que vive en los campos y los asentamientos, expertos en la región y trabajadores humanitarios, concluye que la existencia de la EUFOR, que ya está desplegada casi en su totalidad, ha provocado que muchos se hayan sentido más seguros a causa de la vigilancia de las carreteras principales, la destrucción de munición por explotar y el posicionamiento de batallones alrededor de los campos durante los enfrentamientos entre el gobierno y los rebeldes. Sin embargo las tropas de la EUFOR están solas en el terreno y son una fuerza militar no policial, lo que las hace menos capaces de enfrentarse al recrudecimiento del bandolerismo y la criminalidad.


“La Unión Europea debe tomar mayor responsabilidad por el éxito de toda la misión, no sólo de la EUFOR. Ha desplegado tropas, pero hasta ahora no ha abordado las causas de la inseguridad en Chad. Como mayor financiador de la MINURCAT (con 10 millones de euros), la UE debe garantizar su despliegue y que esta misión proteja a los civiles en riesgo. España tampoco está exenta de responsabilidades y debe presionar a la UE para buscar soluciones duraderas al conflicto. Esta es sin duda una responsabilidad del gobierno español como país que desplegó sus tropas en el terreno”, ha añadido Lopez-Zuriaga.


Con el plazo de renovación del mandato de la misión marcado para el 24 de septiembre, Oxfam Internacional insta al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a garantizar que la misión sea capaz de manejar la actual crisis de seguridad en el este de Chad y asegurar la protección tan necesaria en la región.


Para eso debe tomar las siguientes medidas:

  • Desplegar inmediatamente las fuerzas policiales - MINURCAT – y acelerar su entrenamiento.
     
  • Revisar y fortalecer el mandato original de la MINURCAT para permitir el despliegue de contingentes policiales de la ONU  que puedan rellenar el vacío de vigilancia en los campos a corto plazo.
     
  • Extender el mandato de la MINURCAT a todo el país -no sólo en el este- para fortificar la capacidad judicial y administrativa local, así como promover los derechos humanos y la igualdad de género.


Oxfam Internacional también reclama que la comunidad internacional empiece a trabajar para la resolución negociada de la crisis en Chad. Sin un proceso de paz y de democratización integral e inclusivo, la violencia seguirá persiguiendo a la población del este de Chad.


“Chad se merece más que un parche. Si no se afrontan las causas de esta crisis, la misión habrá gastado sus recursos y arriesgado la vida de sus miembros en vano. Chad es la mayor misión militar de la UE, por lo que se trata de un importante examen al papel que la UE puede jugar en la protección de civiles y la resolución de conflictos”, ha concluido Lopez-Zuriaga.

Información complementaria

1.    La Misión tripartita del Consejo de Seguridad de la ONU en el este de Chad está formada por:

  • La MINURCAT: la misión de las Naciones Unidas en la República Central Africana y Chad, que incluye entrenadores de fuerzas policiales de la ONU y personal civil encargado de ayudar a construir el sistema judicial chadiano y monitorear la situación de los derechos humanos. La misión está encargada del entrenamiento y monitoreo de una nueva fuerza policial capaz, compuesta por 850 miembros y llamada Detachement Integré de Securité (DIS).
  • El DIS es el segundo componente de la misión: es responsable de garantizar la seguridad las 24 horas de los campos de refugiados y asentamientos provisionales de los desplazados internos.
     
  •  La EUFOR: la fuerza militar de la Unión Europea compuesta por 3.700 soldados. Esta fuerza tiene como objetivo garantizar la seguridad general de la región, necesaria al despliegue de los dos componentes de la misión ya referidos. Su mandato prevé también que contribuya a  la protección de los civiles en peligro en los campos de refugiados y asentamientos de desplazados.


2.    En el este de Chad viven casi medio millón de desplazados, entre refugiados de Darfur y victimas del conflicto interno de Chad, que también han abandonado  sus hogares. Con sus proyectos en la región, Oxfam Internacional garantiza el  acceso a agua potable y  saneamiento y a campañas de promoción de la higiene pública a 160.000 personas.