Afganistán: La llegada de las primeras nieves dificulta las operaciones humanitarias

“Las nevadas del invierno han llegado antes de tiempo, lo que está dificultando la asistencia vital a las familias rurales”
Matt Waldman
Responsable de incidencia política de Oxfam en Afghanistán
Publicado : 26 Noviembre 2008

Coincidiendo con la visita del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a Afganistán, Oxfam Internacional  ha alertado que millones de mujeres, hombres y niños en el país se encuentran en una grave situación de escasez alimentaria, empeorada por la temprana llegada de las nieves y la  consecuente dificultad de distribución de la ayuda humanitaria.


Cinco millones de afganos viven la escasez de alimentos, incluyendo 1,8 millones que se encuentran en riesgo de malnutrición, especialmente niños, mujeres embarazadas y lactantes y ancianos.


"Las nevadas del invierno han llegado antes de tiempo, lo que está dificultando la asistencia vital a las familias rurales", ha dicho Matt Waldman, responsable de incidencia política de Oxfam Internacional


"Muchos niños, mujeres embarazadas y ancianos sufren malnutrición. Ante la crudeza y la proximidad del invierno afgano, la comunidad internacional debe hacer todo cuánto esté en sus manos para apoyar a los más vulnerables y evitar más muertes".


A pesar de las repetidas alarmas que han estado emitiendo las organizaciones humanitarias, el fondo de emergencias lanzado por Naciones Unidas para hacer frente a la crisis alimentaria solamente se ha cubierto hasta la mitad. Tampoco es suficiente la capacidad de Naciones Unidas para responder a la situación humanitaria que vive el país.


"Para reducir la vulnerabilidad a los desastres, es esencial que se inviertan más recursos en agricultura y desarrollo rural. A pesar de que cerca de tres cuartas partes de la población afgana se dedica al sector agrícola y comercios derivados del mismo, en el último año, Estados Unidos invirtió en dicho sector menos del 1% de su partida destinada a seguridad" ha dicho Lara Contreras.


Aunque las operaciones de asistencia siguen su curso, las organizaciones humanitarias instan a la comunidad internacional a destinar más recursos a la crisis alimentaria. También es urgente que Naciones Unidas aumente su personal destinado en la zona, para que sea capaz de proporcionar asistencia y coordinar efectivamente las labores humanitarias. Por otro lado, las organizaciones han hecho un llamamiento a todas las partes implicadas en el conflicto para que faciliten el acceso humanitario.


La crisis alimentaria en Afganistán es consecuencia de años de sequía y conflicto, agravados ahora por el aumento mundial del precio de los alimentos. Oxfam y sus contrapartes están trabajando en el país para reforzar los stocks invernales de comida destinada a las familias más vulnerables y promover el desarrollo rural a largo plazo.