El tiempo se acaba y aún no se ha llegado a ningún acuerdo en Poznan.  Autor: Piotr Fajfel/Oxfam
Los líderes mundiales deben actuar ante el cambio climático ahora.

La propuesta europea no logrará frenar el cambio climático: es hora de volver a empezar

“Millones de pobres seguirán estando en peligro porque los líderes de la UE han cedido ante la presión de los grupos financieros”
Elise Ford
Resposable oficina incidencia política Oxfam Internacional, Bruselas
Publicado : 12 Diciembre 2008

Europa ha socavado la lucha global contra el cambio climático al aprobar hoy un acuerdo sometido a intereses particulares, según denuncia Oxfam Interncional.



Europa debe volver a empezar. El Parlamento Europeo tiene que mejorar los contenidos principales del proyecto la semana que viene y la Comisión Europea deberá proponer un proyecto internacional mucho más ambicioso para Europa en su propuesta legislativa del mes que viene.



“El Paquete de Energía y Clima de la UE, que originalmente era un fuerte conjunto de leyes propuestas por la Comisión, prometía muchísimas medidas de los “pioneros” mundiales. Pero lo que los Estados Miembro han acordado hoy cumple con muy poco de lo previsto. Millones de pobres seguirán estando en peligro porque los líderes de la UE han cedido ante la presión de los grupos financieros y han titubeado en un momento histórico”, declaró Elise Ford, directora de la oficina de Bruselas de Oxfam Internacional.



“La reunión de negociadores internacionales que se celebra ahora en Polonia para definir el nuevo acuerdo sobre el cambio climático analizará este paquete y determinará si es lo máximo a lo que podemos aspirar. La respuesta es no. Está muy por debajo de lo que debe ser el acuerdo global final”, dijo Ford. “El paquete europeo parece más bien un acuerdo envuelto para regalo a los grupos financieros”.



Europa ha acordado un recorte de emisiones de un 20% y ha debilitado el “desencadenante” de incrementar automáticamente dicho margen a 30% si se alcanzara el objetivo global. Sin embargo, Oxfam informa de que el paquete permitirá a las industrias más contaminantes de Europa compensar más de la mitad de sus recortes de emisiones fuera de Europa, mediante la compraventa de permisos de emisiones. “Europa ni siquiera está intentando recortar internamente sus emisiones de carbono”, declara Ford.



La estrategia europea para vencer al cambio climático pasa por crear un precio de partida lo suficientemente alto como para alentar el recorte de emisiones, incentivar la inversión ecologista en las industrias europeas y contribuir a aumentar los beneficios. Para conseguirlo, Oxfam informa que los permisos de emisiones deben subastarse, y no concederse libremente. “Este paquete cuenta con demasiadas excepciones para demasiadas industrias en demasiados países”, declara Ford.



Los países en desarrollo también están a la espera de la promesa europea de concederles cuantiosas sumas de dinero y ayuda predecible para poder adaptarse al cambio climático y encauzarse en el desarrollo con bajos niveles de carbono.



“La asignación obligatoria de ingresos por subasta para los países en desarrollo, prometida por el Parlamento, ha quedado fuera del debate”, denuncia Ford. “El Tesoro Público de los países europeos ha tomado una decisión calculada para que los países pobres queden fuera de la ecuación de “ingresos por subasta”, y esto lo hicieron sin rechistar”.



El paquete actual no debería ser el que Europa ofrezca en la reunión global sobre el cambio climático que se celebrará en diciembre de 2009 en Copenhague. “Los Estados Miembro, el Parlamento y la Comisión deben aprovechar una última oportunidad el año próximo para recuperar la reputación de la Unión Europea, que hoy ha quedado por los suelos”, sentenció Ford.