Rosario Juarez Panta, 69, junto al río Piura, near Chulucanas, Piura, Perú. La crecida del río inundó su casa. Autor: Gilvan Barreto/Oxfam
Es imprescindible ayudar a las comunidades sin recursos a adaptarse al cambio climático.

Debate de la ONU sobre el cambio climático: la financiación se evapora

“Se necesitan al menos 50 mil millones de dólares anuales para que los pobres puedan hacer frente a los impactos del cambio climático”
Oxfam
Publicado : 13 Diciembre 2008

Oxfam Internacional celebra el avance de las negociaciones para permitir que los países en desarrollo accedan directamente al Fondo de Adaptación, uno de los temas más complicados de la conferencia sobre el cambio climático.  Sin embargo, denuncia las tácticas evasivas de los países ricos a la hora de tomar una decisión que podría marcar una verdadera diferencia para aquellos que sufren los impactos de la crisis climática.



“Esta fue una importante decisión en cuanto a temas fundamentales de contabilidad, eficacia y control sobre el dinero disponible para satisfacer las necesidades de adaptación urgente de los países pobres”, declaró Barry Coates, un alto directivo de Oxfam. “Sin embargo, se sigue ignorando el problema que significa definir el origen de los fondos que financien la adaptación. Necesitábamos tomar una decisión urgente que incrementase la futura financiación de la adaptación, pero no lo conseguimos”.



El Fondo de Adaptación se estableció según la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático para financiar programas de adaptación en los países en desarrollo. El objetivo es proteger a las comunidades vulnerables de los impactos del cambio climático y brindarles asistencia para su adaptación.



“Nos ha llevado una década crear este Fondo. Conseguir financiación para adaptación agrícola, reducción de riesgos de desastres y capacidad de recuperación de las comunidades de forma rápida es más urgente que nunca”, declara Coates. “Los gobiernos de los países ricos finalmente despertaron ante el hecho de que los países vulnerables deberían tener acceso directo a la financiación, en lugar de tener que sortear complicados procesos burocráticos.”



Se necesitan al menos 50 mil millones de dólares anuales para que los pobres puedan hacer frente a los impactos del cambio climático, según estimaciones de Oxfam, y mucho más si no se reducen las emisiones de forma drástica y rápida. Noruega y otros países han propuesto mecanismos innovadores ligados al mercado que podrían ser una adecuada fuente de financiación.



“El mecanismo de financiación para la adaptación debe ser predecible, de confianza, y obligatorio, sin adjudicaciones a través de presupuestos anuales, y necesita ser un fondo adicional a la ayuda”, indica Coates.



El acuerdo estuvo sobre la mesa justo hasta el final de las dos semanas de conferencia, cuando fue bloqueado por la UE, Canadá, Australia y Rusia durante las últimas horas de las negociaciones. Coates añade: “Un gran número de los países en desarrollo rechazó, rotundamente y con toda razón, la intransigencia demostrada por los países ricos en Poznań”.



“Haber logrado poner en marcha en Fondo de Adaptación es un hito importante, pero es una pequeña fracción del progreso necesario para ayudar a las comunidades vulnerables a adaptarse al cambio climático y a asegurar la consecución de un acuerdo ambicioso sobre el cambio climático en Copenhague el año próximo. Pero algunos países han rechazado tomar responsabilidad para ayudar a la gente que sufre a causa de la crisis climática que los primeros han ocasionado. La consecuencia es que morirán personas”, sentencia Coates.

Información complementaria

El Fondo de Adaptación se estableció en el Protocolo de Kyoto de 1997 y sus normas se convinieron en la Conferencia de las Partes (CdP) en Marrakech. Los principios para el funcionamiento del Fondo se definieron en la CdP de Nairobi, en 2006, y el Fondo se creó formalmente en Bali en la CdP del CMNUCC del año pasado.  La Junta del Fondo de Adaptación se ha reunido en tres ocasiones en 2008 y volverá a hacerlo de forma inmediata tras la CdP de Poznań. Oxfam ha realizado una propuesta para financiar la adaptación en su informe “Convertir el carbono en oro”, en el que se incluye la subasta de emisiones asignadas.