Sabrina junto a su hija adoptiva de 12 ans, Siamo, en su casa en Sandara. Autor: Alixandra Fazzina/Oxfam
El gobierno afgano debe garantizar el respeto de los derechos de las mujeres

El nuevo gobierno afgano debe dar prioridad a las necesidades básicas de la población

“Los ciudadanos de Afganistán ansían que su gobierno les proporcione los servicios sociales básicos que necesitan.”
Grace Ommer
Directora de Oxfam Internacional en Afganistán
Publicado : 15 Octubre 2009

La organización asegura que un cambio positivo en el país es posible pero que debe haber voluntad política en Kabul y apoyo a largo plazo de la comunidad internacional.

Las prioridades del gobierno de Afganistán tras las pasadas elecciones deben ser el fortalecimiento de la instituciones públicas, asegurar la protección de los civiles y garantizar los derechos de la mujer, según se desprende del Memorándum para el presidente afgano, un documento elaborado por varias ONG locales e internacionales entre las que se encuentra Oxfam Internacional.

Las organizaciones mantienen que dichas recomendaciones deben respetarse independientemente de cuales sean los resultados electorales. “Con la atención internacional focalizada en un posible fraude  electoral, las necesidades más urgentes de los afganos están siendo ignoradas. Ahora más que nunca, el nuevo gobierno de debe de hacer de los afganos su máxima prioridad ”, señala Grace Ommer, directora de Oxfam en Afganistán.

Oxfam Internacional destaca que el ejecutivo debería comprometerse a conseguir fondos suficientes para construir al menos 6.000 nuevas escuelas, formar a 5.000 comadronas y profesionalizar a la Policía Nacional de Afganistán, si realmente quiere mejorar la vida de sus ciudadanos.

Las reformas que debe llevar a cabo el gobierno, pasan por el respeto de los derechos humanos y una exhaustiva revisión de las tasas de criminalidad . Por otro lado, el acceso a la justicia sigue sin estar al alcance de todos y, a pesar de las modestas mejoras  en el cuerpo policial , este sector necesita más reformas y una mejora salarial.

 “Nuestras recomendaciones son ambiciosas, dado el incremento de la violencia en Afganistán. Pero no son imposibles, Durante los últimos ocho años, este país ha realizado un enorme progreso escolarizando a seis millones de niños en la educación primara y facilitando a muchos afganos el acceso a la salud, entre otros aspectos. Un cambio positivo es posible, pero para ello debe haber voluntad política en Kabul y un apoyo a largo plazo de la Comunidad Internacional ”, asegura Ommer.

Más transparencia en la ayuda


Intermón Oxfam hace un llamamiento a todos los donantes internacionales,  incluido el gobierno Español y la UE para que mejoren la transparencia sobre la ayuda que entregan a Afganistán. Según el informe, la comunidad internacional debe garantizar una mayor coordinación de la ayuda y un mejor seguimiento, para asegurar que se invierte donde realmente se necesita. No en vano, la ayuda internacional supone el 80% del presupuesto de este país. 

“A menudo la entrega de ayuda humanitaria es opaca y queda distorsionada por el conflicto, en lugar de destinarse a paliar las necesidades más urgentes. Para que eso no ocurra, los donantes deberían ofrecer toda la información posible y dedicar más fondos a los proyectos a largo plazo ligados a la Estrategia Nacional de Desarrollo Afgana ”, señala el director de la Coordinadora de Asistencia Humanitaria (CHA), Hamid Saljuqi.

Salud y derechos de la mujer


Mary Akrami, responsable del Centro de Desarrollo de Habilidades de las Mujeres Afganas (AWSDC), apunta que “la esperanza de vida en mi país es sólo de 43 años y en muchas zonas la tasa de mortalidad maternal es la más alta del mundo”. Por ello, asegura que Afganistán necesita más trabajadores sanitarios y mejores infraestructuras. “Los afganos están desesperados por ver mejoras en estas áreas”, lamenta.

El informe también recoge los progresos realizados en relación con los derechos de la mujer desde la caída de los talibanes. Pero algunos de esos avances están en serio peligro de desvanecerse. En este sentido, Oxfam Internacional pide al gobierno afgano que reafirme los derechos de la mujer en la constitución . “Por ejemplo, reforzando el acta de Eliminación de la Violencia contra la Mujer para criminalizar la s violaci ones y dar más protección a las afganas”, apunta Ommer.

“Los ciudadanos de Afganistán ansían que su gobierno les proporcione los servicios sociales básicos que necesitan y que mantenga el orden a nivel legislativo. Pero la ineficacia y la poca accesibilidad de la justicia ha frustrado a los afganos y ha minado la confianza del pueblo en su gobierno ”, denuncia el director de Programa de Cooperación por la Paz y la Unidad, Mirwais Wardak. .