Oxfam advierte que toda una generación de niños somalíes está en riesgo

“Mientras la comunidad internacional se concentra en la piratería, el futuro de Somalia se está yendo por la borda.”
Peter Kamalingin
Representante de planificación humanitaria de Oxfam
Publicado : 16 de junio 2010

Oxfam alerta a la comunidad internacional del drama de 240.000 niños somalíes que luchan para sobrevivir a la desnutrición y las enfermedades en el Día del Niño Africano.

En conmemoración del Día del Niño Africano, la Organización No Gubernamental (ONG) internacional Oxfam urge a la comunidad internacional a actuar de inmediato para salvar las vidas de casi un cuarto de millón de niños somalíes amenazados por el conflicto, la desnutrición y las enfermedades. Ya una generación ha sufrido inmensamente desde el colapso del país hace 19 años. Somalia no puede darse el lujo de perder otra generación.

El recrudecido conflicto está complicando una situación humanitaria que es ya calamitosa. Desde comienzos de año, 200.000 personas han huido de la agudización de la violencia, particularmente en Mogadiscio. Esos desplazamientos forzados han agravado las ya deplorables condiciones sanitarias, la insuficiencia de agua potable y el acceso a asistencia médica y alimentos. La desnutrición aguda y enfermedades que esto provoca están matando más niños somalíes.

Peter Kamalingin, representante de planificación humanitaria de Oxfam dijo que, "a causa del conflicto, más y más madres buscan ayuda, pues no tienen suficientes alimentos o agua potable para sus hijos. Mientras la comunidad internacional se concentra en la piratería, el futuro de Somalia se está yendo por la borda".

Oxfam, en colaboración con un centro especializado en nutrición de Mogadiscio, ofrece asistencia para niños y madres gravemente desnutridos. Solo en los dos últimos meses, el número de internamientos ha aumentado en un 30%, especialmente en los distritos que bordean el corredor de Afgooye, una franja de 15 km donde viven en situación desesperada casi 400.000 personas, el mayor número de desplazados en el mundo.

Además de ofrecer servicios de agua y saneamiento de emergencia a los desplazados en Mogadiscio y sus alrededores, Oxfam da apoyo al Hospital Banaadir, un hospital infantil en Mogadiscio. Allí se ha disparado el número de niños internados por enfermedades transmitidas por el agua y enfermedades contagiosas, como el cólera y la diarrea. Esta semana, Oxfam está proporcionando equipos de salud pública de emergencia y ha instalado un nuevo sistema de agua y saneamiento.

Somalia es la peor crisis humanitaria del mundo, con casi la mitad de la población (3,2 millones de personas) necesitada de ayuda humanitaria y asistencia de salvamento. Las regiones sur y central de Somalia, donde uno de cada cinco niños padece desnutrición aguda, son las más afectadas por el conflicto, lo que hace más difícil llevarles ayuda humanitaria. El estado de nutrición de los niños desplazados es una gran preocupación, pues uno de cada cuatro padece desnutrición crónica. Estos niveles superan con creces el umbral de emergencia por desnutrición.

Si bien la desnutrición es más crítica en las regiones sur y central, las tasas de desnutrición aguda en Somalia como país se encuentran entre las más altas del mundo. Un reciente estudio de la Unidad de Análisis de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha revelado que el 60% de los niños menores de cinco años padece anemia y una tercera parte de todos los niños tiene deficiencia de vitamina A. Estas deficiencia nutricionales aumentan el riesgo de enfermedad y muerte prematura.

Mientras el conflicto se agudiza, los niños de Somalia luchan por sobrevivir. La comunidad internacional debe actuar de inmediato para detener la actual catástrofe humanitaria, pues se arriesga a perder otra generación de niños, los niños que desesperadamente se necesitan para construir una nueva Somalia.

Más información

Conflicto en Somalia - Una catástrofe humanitaria

Información complementaria

La cifra de 240.000 niños somalíes que padecen desnutrición y enfermedades proviene de investigaciones realizadas por la Unidad de Análisis de Seguridad Alimentaria y Nutrición para Somalia (FSNAU, por sus siglas en inglés), que revelan que uno de cada seis niños en Somalia padece desnutrición aguda, en tanto que uno de cada 22 niños está gravemente desnutrido.

Durante casi 50 años, Oxfam ha colaborado con organizaciones somalíes asociadas y ahora proporciona asistencia vital a medio millón de personas en todo el país, incluido refugio, saneamiento, salud y asistencia técnica. En Mogadiscio y el corredor de Afgooye, Oxfam colabora con asociados locales suministrando agua y saneamiento a más de 200.000 personas a través de una red de grifos, cañerías y tanques especialmente construidos durante los últimos dos años. En la zona del bajo Juba, Oxfam está suministrando ayuda de emergencia en forma de agua y saneamiento así como asistencia para la recuperación de medios de vida a 250.000 civiles. En Mogadiscio, Oxfam ha iniciado un programa terapéutico comunitario para 42.000 niños desnutridos, mujeres embarazadas y madres lactantes en ocho distritos de la ciudad. Oxfam apoya también al Hospital Benaadir en las áreas de rehabilitación, emergencias de salud pública, agua y saneamiento. El año pasado, Oxfam le suministró agua y servicios de saneamiento de emergencia al hospital Medina.