La reducción de las emisiones producidas por el transporte marítimo ayudaría a combatir el cambio climático

“Ésta es una oportunidad única para que el transporte marítimo deje de ser un agravante y se convierta en una solución a la crisis climática que vivimos.”
Tim Gore
Responsable de incidencia política sobre el cambio climático de Oxfam
Publicado : 27 Septiembre 2010

El sector del transporte marítimo podría hacer mucho más en la lucha contra el cambio climático y en la recaudación de miles de millones de dólares con los que ayudar a los países pobres a aclimatarse a las repercusiones catastróficas del cambio, según explica Oxfam previamente a una importante reunión de la Organización Marítima Internacional (OMI) que comienza hoy en Londres.

Oxfam hace un llamamiento a los responsables gubernamentales y expertos de la OMI (encargados de regular el sector del transporte marítimo internacional) para que tengan en cuenta medidas con las que reducir las descontroladas y crecientes emisiones producidas por el transporte marítimo, y contribuyan a la recaudación de más de 10.000 millones de dólares en efectivo a través de la subasta de permisos de emisiones para el transporte marítimo. Los avances en este ámbito contribuirían a alcanzar la cifra de 100.000 millones de dólares solicitados por los países ricos en las negociaciones de las Naciones Unidas sobre el cambio climático del año pasado, suma con la que ayudarían a los países pobres a protegerse de las consecuencias del cambio climático y a desarrollar otros medios con menores emisiones de dióxido de carbono.

Tim Gore, responsable de incidencia política sobre el cambio climático de Oxfam dijo: “Ésta es una oportunidad única para hacer que el transporte marítimo deje de ser un agravante y se convierta en una solución a la crisis climática que vivimos. Este sector podría proporcionar una ayuda significativa en la lucha contra las consecuencias del cambio climático a las comunidades más vulnerables, controlando la principal y creciente fuente de emisiones de gases de efecto invernadero del mundo y reuniendo los tan necesitados fondos con los que aquellas comunidades podrán hacer frente a los catastróficos efectos del cambio climático.

“El transporte marítimo ocupa un lugar fundamental en los engranajes del comercio mundial, y por ello, la Organización Marítima Internacional (OMI) puede poner en marcha un programa justo para el control de la emisiones, de manera que no haya penalizaciones para el comercio de los países en vías de desarrollo y que a la vez proporcione algunos recursos imprescindibles para poder combatir los efectos del cambio climático”.

La OMI se reúne previamente a los próximos encuentros de la ONU que tendrán lugar en China entre el 4 y el 9 de octubre y a la última reunión de su Grupo Asesor sobre Financiamiento (AGF), creado para identificar los medios con los que reunir los 100.000 millones de dólares anuales solicitados en los encuentros de Copenhague. Las recomendaciones de este grupo se publicarán en el mes de octubre.

Gore añadió: “A pesar de la continuada recesión mundial, los gobiernos de los países ricos siguen siendo capaces de reunir los miles de millones necesarios para ayudar a los países pobres a luchar contra el cambio climático sin tener que echar mano de sus apretadas partidas presupuestarias. El sector del transporte marítimo no puede hacerlo todo por si solo, pero puede formar parte de un compendio de medidas para recaudar fondos, como aquéllas que tratan las descontroladas emisiones derivadas del transporte marítimo y aéreo internacional, la implantación de un impuesto Robin Hood sobre las transacciones financieras, o la reasignación de las subvenciones de los países ricos para combustibles fósiles.

“Trabajaremos sin tregua en la búsqueda de medidas para reunir fondos con los que ayudar a paliar las consecuencias del cambio climático, y en esta labor, el sector del transporte marítimo tiene que desempeñar un papel fundamental ayudando a conseguir miles de millones de dólares para un nuevo fondo de la ONU con el que poder proporcionar a las comunidades más pobres los recursos que necesitan”.

Más información

Mira el video: Post-Copenhage: Qué es lo próximo en la Campaña sobre el Cambio Climático de Oxfam (en inglés)

Descárgate el informe: Financiación del clima tras Copenhage: Las preguntas de los 100.000 millones de dólares

Lee el blog: Pidiendo a gritos fuentes de financiación innovadoras

Actúa: Campaña sobre el Cambio Climático de Oxfam

Información complementaria

Oportunidad para obtener imágenes: los activistas de la campaña de Oxfam se manifestarán en el exterior del edificio de la OMI de Londres desde las 08:15 a las 09:00 del lunes 27 de septiembre

Estadísticas

  • Las emisiones producidas por el transporte marítimo se han duplicado desde 1990 y se calcula que seguirán a la alza a una media del 2,5% anual.
  • En otros contextos más moderados, se calcula que, de no implantarse políticas al respecto, para el año 2050 las emisiones de las embarcaciones aumentarían entre un 150% y un 250% (en comparación con las emisiones de 2007), debido al incremento del volumen de transporte marítimo.
  • El sector del transporte marítimo mundial ha producido 847 millones de toneladas en emisiones de CO2 en el año 2007, una cifra que supera a las emisiones de CO2 producidas por los combustibles fósiles en toda Alemania.
  • En el año 2005, el sector del transporte marítimo registró una emisiones de CO2 seis veces superiores a las producidas por el sector de transporte sobre raíles.

(Las estadísticas son el resultado de un estudio sobre las emisiones de gases de efecto invernadero de la OMI9)

Antecedentes de la OMI

  • La OMI es una agencia especializada de las Naciones Unidas cuyo cometido es velar por las leyes internacionales que rigen el sector del transporte marítimo. Sus miembros se reunirán durante cinco días, del lunes 27 de septiembre al viernes 1 de octubre. Además de otros puntos de la agenda, en este encuentro se examinará un informe redactado por expertos sobre posibles mecanismos de control de las emisiones de gases de efecto invernadero, así como para generar beneficios y posibilitar la creación de un fondo con el que ayudar a paliar los efectos del cambio climático.
  • Mientras que la Convención sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas establece los objetivos para la reducción de las emisiones derivadas del transporte marítimo internacional, será la OMI, en última instancia, la responsable de diseñar y poner en marcha los mecanismos con los que alcanzar dichos objetivos.

Contactar

Para entrevistas, fotografías y más detalles, por favor contactar:

Georgette Ginn, Oficial de medios de Oxfam al +44 (0)1865 472037 / +44 (0)7824 503108, gginn@oxfam.org.uk