Las negociaciones en China deben centrarse en soluciones financieras viables para el cambio climático

“Alcanzar un acuerdo mundial debe ser la prioridad en China”
Kelly Dent
Experta de Oxfam en Cambio Climático
Publicado : 3 Octubre 2010

Los líderes mundiales podrían hacer grandes progresos hacia la creación de un fondo para el cambio climático destinado a los países en desarrollo esta semana, cuando se retomen las negociaciones en el marco de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNCCC) que se celebrará en Tianjin del 4 al 9 de octubre.

"Aún quedan muchas cosas por hacer antes de Cancún, donde la UNCCC se reunirá de nuevo a finales de este año" apunta Kelly Dent, experta de Oxfam en materia de cambio climático. "Crear un fondo para el cambio climático que ayude a los hombres y mujeres más pobres del mundo a adaptarse a un clima cada vez más cambiante no sólo salvará sus vidas, sino que podría ayudar a rescatar las esperanzas de alcanzar un acuerdo mundial. Esta debe ser la máxima prioridad en China".

Los líderes mundiales se han comprometido a crear un nuevo fondo para el cambio climático y los países ricos han prometido 100.000 millones de dólares al año para ayudar a los más pobres a hacer frente a los efectos de este fenómeno. Pero estas promesas aún están por cumplir. La financiación climática es una de las pocas cuestiones en las que se podrían hacer verdaderos progresos antes de la cumbre de Cancún. Llegar a un acuerdo ayudaría a recuperar la confianza en las negociaciones y a sentar las bases de otro acuerdo más ambicioso y vinculante, y que el mundo necesita con urgencia.

"Los asistentes a la conferencia de Tianjin no necesitan ir muy lejos para ver las consecuencias que el cambio climático tiene en las vidas de los más pobres. Millones de chinos en situación de pobreza luchan diariamente por alimentar a sus familias debido a que el clima es cada vez más impredecible. Y, como ellos, millones de personas en todo el mundo necesitan ayuda para adaptarse al cambio" afirma Dent.

El 20% de las personas más pobres del mundo vive en China, uno de los países que más riesgo corre de sufrir los efectos del cambio climático. Según el Centro Climatológico de Beijing, los fenómenos climatológicos extremos han sido cada vez más frecuentes en los últimos años. A comienzos de este año, más de 20 millones de personas en el suroeste de China se quedaron sin acceso a agua potable como consecuencia de la sequía más grave del siglo. En junio, 800.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares a consecuencia de las lluvias torrenciales que provocaron las peores inundaciones de la década, dañando aproximadamente 1.24 millones de acres de tierra cultivable.

La Conferencia sobre Cambio Climático de Tianjin será la primera conferencia internacional de Naciones Unidas sobre el cambio climático que se celebra en una ciudad china y será la última semana de negociaciones antes de la Cumbre sobre Cambio Climático de Cancún (México), que reunirá a los ministros en los meses de noviembre y diciembre.

Siendo una de las principales economías emergentes, China es responsable de una parte importante de las emisiones de CO2 a nivel mundial, pero también es el mayor inversor en crecimiento verde:

  • China es el mayor emisor de dióxido de carbono pero su tasa de emisión per capita es menos de un cuarto de la tasa de EEUU.
  • China es responsable de casi el 75% del crecimiento del consumo neto de energía a nivel mundial y, sin embargo, en 2009 fue el mayor inversor en energías renovables. El gobierno chino ha destinado un tercio de su paquete de estímulo económico (221.000 millones de dólares) al desarrollo de infraestructuras que promuevan la eficiencia energética, siendo el mayor estimulo verde del mundo.

Oxfam llama ahora a los líderes mundiales a cumplir sus promesas y crear durante la cumbre de México un nuevo fondo para el cambio climático de 100.000 millones de dólares, y a que aseguren que los fondos comiencen a llegar a las comunidades más pobres y vulnerables para el año 2013.

Durante la cumbre de Cancún los líderes deberán, además, acordar el proceso por el cual decidir cómo recaudar el dinero para este fondo. Una porción significativa de este dinero debería llegar a través de fuentes de financiación innovadoras como los impuestos por contaminación a la industria naviera o de aviación o a través del impuesto Robin Hood para el sector bancario, sin dejar que toda la responsabilidad recaiga sobre los contribuyentes.

Más información

Campaña de Oxfam sobre Cambio Climático

¿Cómo pueden los países pobres adaptarse al cambio climático?

Lee el informe- Financiación del clima tras Copenhague: Las preguntas de los 100.000 millones de dólares

El impuesto Robin Hood

Contactar

Para más información o para ver las entrevistas a los expertos en cambio climático de Oxfam, ponte en contacto con:

Thomas Lau, Jefe de Prensa y Comunicación, thomasl@oxfam.org.hk
Teléfono móvil en China +86 (0) 137 5210 5124 (en Tianjin del 2 al 11 de octubre)
Teléfono de la oficina de Hong Kong: 852 - 3120-5275
En caso de no poder ponerse en contacto por teléfono, le rogamos lo haga a través de correo electrónico y evite dejar mensajes de voz o enviar sms.