G8: las mentiras no alimentan

“Si el G8 hubiera cumplido su promesa de ayuda, podrían haber escolarizado a todos los niños, pagado los salarios de 800 mil comadronas en África y ofrecido 1 millón de redes para la cama capaces de salvar vidas”
Emma Seery
Portavoz de Oxfam
Publicado : 19 de mayo 2011

Oxfam advirtió ayer que el G8 ha fracasado a la hora de cumplir con sus promesas de ayuda y que están empleando contabilidad creativa para cubrir su rastro.

En su Informe contable de Deauville, el G8 tergiversó las cifras, de modo que indicasen que había aportado 49 mil millones de los 50 mil millones de dólares prometidos. Pero según la OCDE, responsable por la cuantificación de las cifras oficiales sobre la ayuda, el G8 aportó solamente 31 mil millones de dólares. De los 25 mil millones prometidos para África, solo se aportaron 11 mil millones de dólares.

“En lugar de honrar sus promesas, el G8 falsificó los libros y exageró sus cifras demasiado para disimular su falta de acción”, denuncia Emma Seery, portavoz de Oxfam. “Este no es un informe contable, es una tapadera, una vergüenza para el G8 y un insulto para los más pobres del mundo”.

La realidad es que faltan 19 mil millones de dólares. Es lo mismo que 7 días del gasto militar del G8, y apenas un 0,06% de sus ingresos nacionales combinados. El hecho de que este dinero no esté puesto sobre la mesa ha retrasado los mismos objetivos de desarrollo que el G8 se había comprometido a conseguir.

“Si el G8 hubiera cumplido su promesa de ayuda, podrían haber escolarizado a todos los niños, pagado los salarios de 800 mil comadronas en África y ofrecido 1 millón de redes para la cama capaces de salvar vidas. Estos son los verdaderos costes de su falta de acción”, sentenció Seery.

Italia, Alemania, Francia y Japón no han conseguido aportar el dinero prometido para ayudar a los pobres. Italia es el país peor parado, ya que solo aporta un 0,15% de sus ingresos nacionales para la ayuda, la menor cantidad de todos los países del G8 y una cifra paupérrima para el objetivo del 0,7% fijado por la ONU. Este país ha destinado apenas 2,3 mil millones de dólares para ayuda en 2010, casi la mitad de lo que el gobierno italiano gasta en coches y conductores para los ministros y otros empleados gubernamentales. Alemania está bastante lejos del objetivo, y Francia, que ocupa la presidencia y es anfitriona del G8 y del G20 este año, también tiene camino por delante, a pesar de haber incrementado la ayuda el año pasado. El Reino Unido casi ha conseguido cumplir su promesa de 2010, y se espera que alcance el 0,7% en 2013. Canadá casi ha satisfecho su compromiso y los Estados Unidos ya lo han hecho, pero porque desde el comienzo pusieron muy poco dinero sobre la mesa.

Más allá de las cifras globales de AOD, el informe contable de este año también se centra en los sectores de la agricultura y la salud. Pero la falta de información sobre cómo se hacen las inversiones en estos sectores no permite hacer un análisis exhaustivo en cuanto a cantidad y calidad. En el auge de la crisis alimentaria de hace dos años, el G8 se comprometió a invertir 22 mil millones de dólares en ayuda para la agricultura y la seguridad alimentaria, centrándose especialmente en los minifundistas, la agricultura sostenible y las mujeres, ofreciendo apoyo para la implementación de planes agrícolas a nivel país y regional. Hoy, el informe contable revela que de lo acordado en L'Aquila solo está previsto aportar la mitad de lo exigido. Pero casi no existe información sobre si la ayuda está entregada, cuánto se ha destinado a los planes de asistencia nacionales y regionales y si ha sido eficaz para paliar las necesidades de los minifundistas.

“Hace dos años, aplaudimos el compromiso del G8 de aumentar su responsabilidad y transparencia, pero con esta reducción y la creación de estos espejismos han dejado por los suelos las expectativas que teníamos en los líderes mundiales”, declaró Seery.

Más información

> Descárgate el informe de Oxfam (solo disponible en inglés) : Cooking the Books Won’t Feed Anyone: The G8 Shamefully Try to Cover Their Tracks on Broken Promises (pdf, 100kb)

> Lee el documento oficial: G8 France 2011: Deauville Accountability Report (pdf, 1.5MB)

Contactar

Para más información, por favor contactad con:

Laura Rusu  al  +1 202 459 3739 / LRusu@oxfamamerica.org
Magali Rubino  al + 33 6 30 46 66 04 / MRubino@oxfamfrance.org

Palabras clave:

Permalink: http://oxf.am/ZtJ