Un nuevo campamento permanece vacío y cerrado mientras Kenia sigue recibiendo miles de refugiados somalíes

“Es trágico que las familias más vulnerables estén atrapadas, forzadas a soportar unas condiciones penosas, mientras existen servicios en funcionamiento a la vuelta de la esquina.”
Joost van de Lest
Director de Oxfam en Kenia
Publicado : 11 julio 2011

Las decenas de miles de refugiados somalíes que han escapado del empeoramiento de la crisis alimentaria y el conflicto actual del Cuerno de África no pueden acceder a un nuevo campamento de ayuda humanitaria que permanece vacío y sin usar mientras las familias de refugiados viven en condiciones alarmantes a pocos kilómetros de allí, afirmó hoy Oxfam.  Oxfam ha exigido que tanto el gobierno de Kenia como los gobiernos internacionales hagan caso al Alto Comisionado de las Naciones Unidas, que pide que se abra el campamento y que se ponga en marcha un proceso que garantice que estas personas tengan acceso a ayuda.

La crisis de refugiados en la región está creciendo y el constante goteo de refugiados se ha convertido en un éxodo masivo, con una sequía grave y un conflicto continuo que ha forzado a 1.400 personas a buscar refugio en el complejo de Dadaab en el noreste de Kenia. Otros 70.000 refugiados somalíes han llegado a los campamentos de Dolo Ado en Etiopía.

“Las mujeres y los niños han realizado unos viajes increíbles: caminando durante semanas a través del desierto, enfrentándose al hambre y a los ataques de animales salvajes así como a robos armados. Todo para llegar a Kenia.” Cuando llegan están desnutridos y muy débiles: lo menos que podemos hacer es asegurarnos de que tengan agua, alimentos y que reciban el cuidado necesario cuando lleguen”, según afirmó el Director de Oxfam en Kenia, Joost van de Lest.

El nuevo campamento Ifo II fue construido para intentar aliviar la grave masificación en Dadaab, donde los campos que habían sido diseñados para albergar a 90.000 personas están ahora ocupados por más de 380.000. A pesar de la afluencia de nuevos refugiados, el Ifo II sigue vacío y el Gobierno de Kenia ha denegado el permiso para que sea utilizado. El sistema de agua, las letrinas y las facilidades sanitarias están listas para usar pero  permanecen desocupadas. El plan para la nueva extensión del campo, Ifo III, también se ha estancado.

Cerca de 60.000 personas recién llegadas están instaladas en tiendas de campaña básicas fuera de los límites del campamento, con un acceso limitado a agua potable y aseos, cosa que puede facilitar que aparezcan enfermedades. Las agencias están trabajando al máximo para ayudar a los recién llegados pero la manera más rápida y eficiente de ayudarles sería facilitándoles el acceso a los servicios que ya existen allí.

“Es trágico que las familias más vulnerables estén atrapadas, forzadas a soportar unas condiciones penosas, mientras existen servicios en funcionamiento a la vuelta de la esquina. Se están ignorando sus necesidades básicas,” declaró Van der Lest.

Oxfam señala que el gobierno de Kenia merece una mención especial por involucrarse con la crisis de refugiados de Somalia durante años, permitiendo el acceso a cientos de miles de personas mientras otras naciones hacían oídos sordos ante la crisis. Oxtam exige que la comunidad internacional facilite más fondos para apoyar a Kenia mientras los refugiados siguen llegando y esforzarse más para promover una solución a largo plazo a la crisis humanitaria de Somalia, de la que tantos refugiados están escapando.

Dado que no pueden asentarse en el nuevo campamento, los refugiados se ven obligados a buscar refugio en tierras comunitarias, agravando las tensiones que ya existen entre refugiados y la comunidad local. Esta comunidad es una de las más pobres de Kenia y sufre una grave escasez de agua y alimentos tras el año más seco de las últimas seis décadas en el norte de Kenia.

Información complementaria

El campo de refugiados de Dadaab fue fundado en 1991 como respuesta a la crisis de refugiados procedentes de la guerra civil de Somalia. Se ha convertido en el complejo de refugiados más grande del mundo, y está dividido en tres campamentos: Ifo, Dagahaley y Hagadera. En diciembre de 2009, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) consiguió la autorización para expandir el complejo de Dadaab, tras una consulta extensiva con el Gobierno de Kenia. La extensión del Ifo III tiene capacidad para albergar a cerca de 40.000 refugiados, lo que aliviaría notablemente la masificación existente en los campamentos actuales. El trabajo para preparar el Ifo II fue completado a finales de 2010.

Leer más

> La respuesta de Oxfam ante la crisis alimentaria en el Cuerno de África

Contactar

Alun McDonald, Media and Communications Officer, Horn East & Central Africa
Mobile: +254 73666 6663 ; Office: +254 202820147

María Herranz Gete, contacto para medios en España
+34 91 204 67 44 / 699 984 800
mherranz@intermonoxfam.org

Permalink: http://oxf.am/4x9