Inundaciones en Pakistán: la lenta respuesta está desencadenando otro desastre

“Esta es una repetición cruel del año pasado. De nuevo la financiación humanitaria es muy pobre y demasiado lenta.”
Neva Khan
Directora de Oxfam en Pakistán
Publicado : 28 Septiembre 2011

La agencia humanitaria internacional Oxfam ha expresado su alarma ante las inundaciones en las provincias de Sindh y Baluchistán. Durante los 10 primeros días tras el llamamiento urgente de Naciones Unidas, los donantes internacionales han proporcionado sólo 1,30 dólares por persona frente a los 3,20 dólares aportados en el mismo período durante las inundaciones del año pasado.

Oxfam urge al gobierno de Pakistán y a la comunidad de donantes internacionales a buscar entre sus recursos e incrementar rápidamente la financiación humanitaria para evitar que el desastre alcance graves proporciones. La agencia advierte que la situación de millones de personas en Sindh y Baluchistán va a empeorar a menos que se envíe más ayuda.

Según las últimas cifras, hasta el momento más de 8,8 millones de personas de Sindh y otras 14.000 en Baluchistán se han visto afectadas por la lluvias del monzón de 2011. En términos de número de personas afectadas, el impacto humano de este desastre es mayor que el impacto de los terremotos de Haití en 2010 y Pakistán en 2005 combinados. Las pérdidas se estiman en 215 millones de dólares, pero esta cifra podría incrementar teniendo en cuenta aquellas áreas a las que no es posible acceder y donde el impacto de las inundaciones no se ha podido evaluar.

“Esta es una repetición cruel del año pasado. De nuevo la financiación humanitaria es muy pobre y demasiado lenta. Los donantes deben reconocer la gravedad de esta situación. Millones de personas inocentes, de las cuales la mayoría son mujeres y niños, necesitan deseperadamente ayuda básica: alimentos, agua, saneamiento, servicios de salud y vivienda. Si la asistencia no llega a tiempo, existe el riesgo de que esta segunda situación de emergencia se convierta a causa del aumento de la desnutrición y de las enfermedades transmitidas por el agua en un auténtico desastre. No hay tiempo que perder. Debemos actuar ahora,” afirma la directora de país de Oxfam en Pakistán, Neva Khan.

Aproximadamente 6,8 millones de hectáreas han sido dañadas por las inundaciones, un área casi del tamaño de Haití.

Según la ONU, las inundaciones  han arrasado con el 73% de los cultivos sembrados, el 36% del ganado y con el 67% de las reservas de alimentos en los 13 distritos de Sindh más afectados. En una provincia donde ya el 72% de la población se enfrenta a una grave escasez de alimentos, esta pérdida de cultivos significa que cientos de miles de personas más no tendrán suficiente para alimentarse.

“Algunos de los distritos agrícolas más productivos se han visto afectados está vez. Cultivos de caña de azúcar,  chile, algodón y arroz han sido destruidos justo antes de la temporada de cosecha. Las mujeres que conocí en algunos de los campos no oficiales en Sanghar y Mirpurkhas, en el distrito de Sindh, me hablaron sobre las difíciles decisiones vitales que deben tomar a diario.  Muchas dejan de comer por alimentar a sus hijos e hijas. Nadie debería tener que tomar este tipo de decisiones. Es el momento para demostrar a las mujeres, hombres, niños y niñas de Sindh que somos humanos y que tenemos compasión. Esto debemos demostrarlo a través de nuestras acciones…y ahora “dice Khan. 

Aproximadamente el 97% de los 357 millones de dólares que la ONU ha solicitado no ha sido financiado. Hasta el momento, los donantes han proporcionado solo 11,5 millones de dólares.  Esto contrasta con las cantidades que se han dedicado para otras crisis. En los primeros 10 días del terremoto de Pakistán en 2005, el cual dejó a por lo menos 3,5 millones de personas sin hogar, la comunidad internacional proporcionó 247 millones de dólares y comprometió 45 millones de dólares más. Esto significa 70 dólares por persona, durante ese periodo de tiempo.

Así mismo, se dedicaron casi 742 millones de dólares para Haití 10 días después del terremoto y se comprometieron 920 millones de dólares. Alrededor de 1,5 millones de personas se vieron afectados por el terremoto, lo que significa 495 dólares por persona en los primeros 10 días.

“La gente está viviendo en condiciones desesperadas. Cada día que pasa hay más personas en riesgo de contraer enfermedades mortales y padecer hambre y se truncan más futuros. Esta batalla es contra el tiempo. Los donantes, las Naciones Unidas, las agencias humanitarias y el gobierno deben intensificar su respuesta de inmediato. La gente necesita ayuda ahora,” afirma Khan.  


Más información

Galería de imágenes: Oxfam responde a las nuevas inundaciones en Pakistán

Información complementaria

1.    Las fotos de Pakistán están disponibles bajo petición.
2.    El personal de Oxfam está disponible para entrevistas.
3.    Dos semanas después de la respuesta, Oxfam y sus socios han ayudado a más de 238 191 personas. Hemos suministrado agua potable a 137.979 personas, llevado a cabo sesiones de promoción de higiene con 8.428 habitantes y proporcionado kits de higiene y asistencia para búsqueda y rescate a 20.335 personas. El objetivo de Oxfam es llegar a 850.000 personas durante el periodo de esta respuesta y, para ello, estamos trabajando en los ocho distritos de Sindh más gravemente afectados. 

Contactar

Para más información y entrevistas contactar:

En Pakistan: Bisma Akbar, Media Officer on +92 345 6969 902 or bakbar@oxfam.org.uk

En el Reino Unido:  Jonaid Jilani on T: +44 (0)18 65 472193 or M: +44 (0)7810 181514 or jjilani@oxfam.org.uk

Contacto para medios en España: María Herranz Gete +34 912046744 o mherranz@intermonoxfam.org

Permalink: http://oxf.am/4R5