Afganistán: diez años después, los derechos de las mujeres pueden verse amenazados

“Las mujeres trabajan como médicos, abogadas y ejecutivas; las niñas van a la escuela. Pero ¿cómo será nuestra vida en los próximos diez años? ”
Orzala Ashraf Nemat
Académica afgana
Publicado : 3 Octubre 2011

La agencia internacional Oxfam ha advertido hoy, lunes 3 de octubre, de que los progresos realizados durante la última década en materia de derechos para las mujeres afganas corren el peligro de desvanecerse a costa de lograr un acuerdo para la paz rápidamente.

La protección de los derechos de las mujeres en Afganistán fue calificada como uno de los resultados positivos de la intervención internacional que comenzó el 7 de octubre de 2001. Pero en un nuevo informe, "Un lugar en la mesa: Defender los derechos de la mujer en Afganistán", realizado en colaboración con la reconocida académica afgana Orzala Ashraf Nemat, Oxfam advierte que las mujeres afganas podrían enfrentarse a partir de 2014 a un peligroso futuro si son dejadas de lado en el proceso de búsqueda de la paz.

El informe señala que ya se ha producido un retroceso en los progresos que las mujeres comenzaron a hacer a partir de 2001. Aunque se han realizado grandes avances en la educación de las niñas, con más de 2,7 millones de niñas escolarizadas frente a los pocos miles en la época talibán, en otras áreas el progreso ha sido más débil. En el parlamento, el sistema de cuotas establecido en 2005 garantiza que al menos 68 miembros sean mujeres – ahora hay 69. Además, hoy en día tan solo uno de los ministros es mujer en comparación con las tres ministras que había en 2004. El porcentaje de mujeres en el servicio público ha caído del 31% en 2006 al 18,5% en 2010.

Además, la innovadora ley del gobierno para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (EVAW, siglas en inglés) – que tipifica como delito peligrosas prácticas tradicionales como los asesinatos por honor, las bodas infantiles o la dación de niñas como solución a conflictos – sólo está en vigor en 10 de las 34 provincias de Afganistán. Sólo en el segundo trimestre de 2011, la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán registró 1.026 casos de violencia contra mujeres frente a los 2.765 casos registrados en todo el año 2010.

El informe advierte que tras los recientes incidentes registrados, los derechos de las mujeres están en peligro de caer aún más de la agenda política. El reciente asesinato del presidente del Consejo Superior para la Paz afgano, Burhanuddin Rabbani, ha puesto en evidencia las frágiles condiciones en las que vive Afganistán – condiciones en las que los derechos de las mujeres, una vez aclamados como la piedra angular para la estabilidad, pueden ser fácilmente ignorados.

El proceso de paz debe ser más inlcusivo

Orzala Ashraf Nemat, coautora del informe afirma:

“La historia reciente ha sido especialmente dura con las mujeres afganas y no queremos que esto se repita. Hemos hecho increíbles progresos en los últimos diez años. Las mujeres trabajan como médicos, abogadas y ejecutivas; las niñas van a la escuela. ¿Pero cómo será nuestra vida en los próximos diez años? La vida ya resulta cada vez más dura para las mujeres afganas. Solo queremos la paz – no un acuerdo parche que nos confine de nuevo en nuestras casas. Somos una voz que debe ser escuchada.”

Oxfam señala que el número de mujeres en el Consejo Superior para la Paz afgano no augura una buena participación en futuras negociaciones para la paz con los talibanes:  hay tan solo nueve mujeres en un consejo de 70 miembros creado para liderar el proceso de paz. La agencia urge al Gobierno afgano y a la comunidad internacional a utilizar la cuenta atrás para la conferencia de Bonn, que se celebrará el próximo mes de diciembre y que sentará las bases del futuro de Afganistán más allá de 2014, para abrir un proceso de paz más inclusivo en el que participen personas de todos los niveles de la sociedad afgana, incluidas las mujeres. La agencia también hace un llamamiento a los lideres mundiales a que garanticen la participación activa de las mujeres en cualquier negociación y les urge a comprometerse a garantizar de forma explícita los derechos de las mujeres en cualquiera de los acuerdos políticos alcanzados con grupos como los talibanes.

"Se han cometido muchos errores"

Louise Hancock, asesora política de Oxfam en Afganistán y coautora del informe, señala:

“Las mujeres afganas me confiesan que no sienten que pueden confiar en que ninguno de los actores que participan en el proceso de paz vaya a proteger sus derechos. Quieren un lugar en la mesa para poder defender los progresos duramente conseguidos. Cuanto más se apueste por la participación de las mujeres en el proceso de paz, más apoyarán y fomentarán estas la reconciliación entre familias y comunidades, algo esencial para lograr una paz duradera.”

“La conferencia de Bonn se celebra diez años después de la conferencia original que sentó las bases para la reconstrucción de Afganistán. Se han cometido muchos errores durante la última década. Los líderes mundiales deben garantizar que esta vez, en Bonn, veamos algo más que meras palabras y, en cambio, se propongan soluciones concretas para lograr un futuro esperanzador para Afganistán. Los afganos merecen una paz real, justa y duradera. La conferencia no debe ser una oportunidad política para los intereses de unos pocos.”

Oxfam llama a los y las líderes mundiales a asegurarse de que cualquier acuerdo de paz incluya sistemas de control que garanticen los derechos de las mujeres, como la monitorización del número de niñas en las escuelas y el de las mujeres en la vida pública. Además, Oxfam hace un llamamiento al Gobierno afgano y a la comunidad internacional para garantizar una participación significativa de las mujeres en todos los procesos de paz y a todos los niveles – de acuerdo con el actual compromiso del Gobierno de incluir un 30% de mujeres en todos los organismos gubernamentales. También llama a los líderes a asegurar, más allá de 2014, que exista financiación continuada de los servicios que prestan apoyo a las mujeres, como programas escolares y de liderazgo, y del acceso a servicios básicos.

Más información

Descárgate el informe  Un lugar en la mesa: Defender los derechos de la mujer en Afganistán

Oxfam ante la crisis en Afganistán


Contactar

Para más información contactar :

María Herranz Gete - Oficial de prensa
mherranz@intermonoxfam.org
+34 912046720
+34 615359401

Permalink: http://oxf.am/4DJ