Campo de refugiados, Nema, Mauritania. Foto: Xavier Codony/Oxfam
Oxfam está ayudando a las personas desplazadas y los refugiados de Malí en la región, incluyendo Mauritania

El conflicto en Mali amenaza con aumentar más la crisis alimentaria en África Occidental

“La inseguridad en Mali no tiene que impedir los esfuerzos urgentes necesarios para tratar la otra crisis que vive el país: la carencia de comida que amenaza las vidas y el sustento de 3,5 millones de malíes.”
Eric Mamboué
Director de Oxfam en Mali
Publicado : 30 de marzo 2012

Oxfam ha alertado hoy de que la creciente inseguridad en Mali y el norte de Nigeria está dificultando el suministro de comida a las comunidades de la región, que sufren la amenaza de una grave crisis alimentaria, que afecta ya 13 millones de personas en África  Occidental.

El conflicto en el norte de Mali ha sido uno de los factores determinantes en el golpe de Estado del pasado 22 de marzo y del cierre temporal de las fronteras. Actualmente, hay señales que muestran que la creciente inestabilidad en el país está afectando aún más la preocupante inseguridad alimentaria entre las poblaciones de África Occidental y, de manera significativa, a las comunidades más vulnerables de Mali y de la región, que se encuentran en necesidad urgente de  incremento de la ayuda a humanitaria.

El conflicto en el norte de Mali ha sido uno de los factores determinantes en el golpe de Estado del pasado 22 de marzo y del cierre temporal de las fronteras. Actualmente, hay señales que muestran que la creciente inestabilidad en el país está afectando aún más la preocupante inseguridad alimentaria entre las poblaciones de África Occidental y, de manera significativa, a las comunidades más vulnerables de Mali y de la región, que se encuentran en necesidad urgente de  incremento de la ayuda  a humanitaria..

  • Desde que estallara el conflicto en Mali en enero, más de 200.000 personas han sido desplazadas de sus hogares y, ante la incierta situación, no se descarta que se produzcan nuevas oleadas de desplazados. La mitad de los que han huido, se han refugiado en los países vecinos, y necesitan urgentemente comida, agua, saneamiento y refugio.
  • Los mercados de alimentos locales y transfronterizos han visto como se han limitado los suministros de alimentos y han aumentado sus precios fruto de esta situación. Los mercados de Bandiagara, en la frontera con Burkina Faso, de Menaka, en la frontera con Níger, de Nara-Nioro, en la frontera con Mauritania, así como Niono y la oficina de Níger en el centro del país, que proporciona arroz a los cuatro países, se han visto ya afectados.
  • Las rutas de migración tradicionalmente usadas por los pastores se han visto también interrumpidas. El conflicto ha causado que el ganado, una fuente esencial de comida y sustento, haya sido desviado hacia el sur de Mali cruzando el país con destino a Burkina Faso, Mauritania y Níger. Allí los niveles de forraje, comida y agua son peligrosamente bajos y amenazan su supervivencia.
  • Se ha reducido la capacidad para cruzar las fronteras en busca de fuentes alternativas de ingresos y de ocupación para apoyar las familias. Esta manera de actuar es una forma tradicional de sobrellevar los períodos de crisis, con población nigerina viajando para trabajar en el norte de Mali, burkineses buscando trabajo en el centro de Mali y mujeres malíes de Nara y Nioro viajando a Mauritania.

Oxfam y otras agencias están operando y prestando asistencia a la población vulnerable en las zonas afectadas por el conflicto. Una mayor  degradación de la seguridad en la zona  obstaculizaría más el acceso humanitario y la provisión de servicios básicos en las áreas de mayor necesidad.

En el norte de Nigeria, el aumento de la escalada de violencia en los últimos meses también ha afectado fuertemente a  las comunidades. Algunos puestos fronterizos de los estados de Borno y Yobe han sido cerrados debido a la inseguridad. En otras fronteras las exportaciones se han visto dramáticamente reducidas, y esto tiene un mayor impacto en la capacidad de importar comida de países como Níger y Chad, gravemente afectados y donde 9,7 millones de personas están en riesgo de padecer hambre. También ha habido un importante descenso  en la migración de trabajadores, una salida importante de las familias para soportar los tiempos duros.

Una crisis "compleja y preocupante"

Al Hassan Cissé, Director de políticas de Seguridad Alimentaria de Oxfam, dijo: “El Sahel  ya afrontaba este año una preocupante y compleja crisis alimentaria y el aumento de inseguridad en la región está agravando todavía más la situación. Los mercados alimentarios regionales no son capaces de funcionar correctamente en tales condiciones. Urge  la necesidad de una mayor asistencia para proteger millones de personas en riesgo de padecer hambre en todo el Sahel”

Para dar respuesta al aumento de necesidades humanitarias de la población desplazada, Oxfam está proveyendo de comida, agua y saneamiento a los refugiados y a las comunidades de acogida en tres puntos de la región de Tillabery en Níger. También ultima  los preparativos para dar asistencia a 19.000 refugiados en Burkina Faso. En total, Oxfam planea llegar con ayuda humanitaria a 1,2 millones de personas en la región del Sahel, 350.000 de las cuales en Mali.

Eric Mamboué, Director de Oxfam en Mali, dijo: “La inseguridad en Mali no tiene que impedir los esfuerzos urgentes necesarios para tratar la otra crisis que vive el país: la carencia de comida que amenaza las vidas y el sustento de 3,5 millones de malíes. Mientras tanto desde Oxfam trabajamos conjuntamente con otras organizaciones para abordar esta crisis. Gestionar las urgentes necesidades nutricionales de la población malí debe permanecer como la principal prioridad de los actores que operan en el país, y se tiene que asegurar el acceso a las desesperadas necesidades de la ayuda humanitaria”.  

Unos 13 millones de personas en la región del Sahel afrontan una grave crisis alimentaria en 2012 debido a la combinación de distintos factores como la escasez de lluvias, las plagas de langostas, la caída de la producción de cereales del 25%, así como el incremento en el precio de los alimentos, que en regiones como  Gao, en el norte de Mali, los precios de los alimentos se mantendrán un 70% más alto que la media de los últimos cinco años..

Más información

La respuesta de Oxfam ante la crisis alimentaria en el Sahel

Blog: El hambre acecha a la región del Sahel

Informe (en inglés): Escaping the Hunger Cycle: Pathways to resilience in the Sahel (noviembre de 2011)

Información complementaria

  • Campo de refugiados en Níger http://wordsandpictures.oxfam.org.uk/?c=10916&k=359552e1ed
  • Campos de refugiados  en Mauritania
    http://files.zyncro.com/ptJB0bM
  • Disponemos de portavoces en Mali, Nigeria, Burkina Faso, Mauritania, Niger y Dakar disponibles para entrevistas en inglés, francés y español.
  • En Mali, más de 3,5 millones de personas vive en áreas con riesgo de una grave crisis alimentaria
  • Las cifras usadas de Refugiados y Personas Internamente Desplazadas –IDP, siglas en inglés- son del Boletín de la OCHA de 22 de marzo. Se estima que el total de personas desplazadas sea superior de 206.000, de las cuales 93.433 corresponden a población desplazada interna en Mali. Níger acoge a 20,839 personas refugiadas y retornadas, Burkina Faso 22.974, Mauritania 39.489, y Argelia más de 30.000.

Contactar

Para más información:
Charles Bambara - cbambara@oxfam.org.uk - Mobile + 221 77 639 41 78

María Herranz Gete: mherranz@intermonoxfam.org 91 204 67 20 / 615359401

Permalink: http://oxf.am/oKk