Una mujer cultiva maíz en una aldea de Etiopía. Foto: Tom Pietrasik/Oxfam

El G8 debe tomar medidas audaces para hacer frente al hambre

“En todo el mundo, las personas dedicadas a la agricultura y el pastoreo, especialmente mujeres, trabajan sin descanso para hacer frente al hambre que afecta a sus comunidades.”
Gawain Kripke
Oxfam America, Director de Investigaciones
Publicado : 16 de mayo 2012

En vísperas de la cumbre del G8 en Camp David, la organización internacional Oxfam hace un llamamiento a los líderes mundiales participantes a adquirir compromisos financieros y políticos, predecibles y cuantificables, a fin de contribuir a que, para el año 2015, 50 millones de personas salgan de la pobreza a través de la agricultura a pequeña escala y sostenible.

Casi mil millones de personas de este planeta (uno de cada siete) pasan hambre. El tipo de hambre que obliga a los hombres a abandonar a sus familias en busca de trabajo y a las madres a elegir entre alimentar a sus hijos e hijas o proporcionarles medicinas; el tipo de hambre que impide que la próxima generación se desarrolle de forma saludable. En Camp David, los líderes de los ocho países más ricos del mundo pueden seguir haciendo progresos en base a sus anteriores compromisos y aliarse con los países en desarrollo para hacer frente al hambre de manera urgente.

"Desde el Cuerno de África hasta el Sahel, en todo el mundo, las personas dedicadas a la agricultura y el pastoreo, especialmente las mujeres, trabajan sin descanso para hacer frente al hambre que afecta a sus comunidades, luchando contra los elevados precios de los alimentos, los insectos y un clima cada vez menos predecible", afirma Gawain Kripke de Oxfam. "Esperamos que, esta semana, los líderes del G8 presentes en Camp David se unan a los agricultores a pequeña escala y a los países en desarrollo en su lucha contra el hambre, cumpliendo sus anteriores promesas y comprometiéndose a destinar más recursos en un futuro".

Hace tres años, en la cumbre del G8 en L'Aquila (Italia), el presidente Obama exhortó a los lideres de los países más ricos a invertir 22.000 millones de dólares durante tres años a través de planes para reforzar la seguridad alimentaria, desarrollados a nivel de cada país. Algunos países ya han desarrollado planes sostenibles y coordinados para reforzar la seguridad alimentaria e impulsar la agricultura. Ahora, necesitan ponerlos en marcha.  

"Al menos 30 países pobres han desarrollado planes para mejorar la agricultura y hacer frente a la inseguridad alimentaria, pero los recursos prometidos aún no se han materializado", señala Kripke.  "La necesidad de canalizar los fondos del sector público a través de los planes de cada país no ha desaparecido. Es el momento de que el G8 cumpla con su parte del trato y proporcione los fondos prometidos".

Sin embargo, todo indica que los líderes del G8 recurrirán al sector privado para que aporte los fondos que ellos no aportarán, a pesar de que resulta poco probable que el sector privado haga el tipo de inversiones necesarias, o de la escala adecuada, para arreglar un sistema alimentario roto.

"El G8 no debe sucumbir ante la tentación de asumir, de forma muy conveniente, que el sector privado es la panacea para el desarrollo", afirma Kripke. "No hay pruebas de que un mayor compromiso por parte del sector privado, y a costa de reducir otras contribuciones, contribuya a la lucha contra el hambre."

Aunque el sector privado puede jugar un papel muy positivo en la lucha contra el hambre en el mundo, es necesario contar con un sector público con recursos que fomente ese papel. De hecho, el presupuesto medio de los planes existentes destinado al sector privado es de sólo un 5% y, en muchos planes, ni siquiera se ha tenido en cuenta.

"Un número significativo de organizaciones de la sociedad civil africana ha mostrado su preocupación ante la dirección que está tomando el G8 en relación a la seguridad alimentaria", señala Lamine Ndiaye de Oxfam. "Las retórica habla de productores a pequeña escala, pero éstos aún no han tomado parte en las conversaciones del G8".

Sigue nuestro trabajo en el G8 a través de nuestros blogs, fotos y Twitter

Contactar

Para más información, por favor contactad con:

Laura Rusu  +1 202 459 3739   LRusu@oxfamamerica.org

Ben Grossman-Cohen  +1 202-629-6018 BGrossman-Cohen@oxfamamerica.org

Permalink: http://oxf.am/J5Q