Stunt para el control de armas, Nueva York. Foto: Andrew Kelly/Control Arms
Un tratado fuerte que pueda salvar vidas está todavía a nuestro alcance. Foto: Andrew Kelly/Control Arms

El Tratado sobre Comercio de Armas pende de un hilo con las negociaciones entrando en la fase final

“Con cinco días de negociones por delante, es fundamental que quienes apoyan un tratado luchen para defender un texto que realmente salve vidas.”
Anna MacDonald
Directora de Control Arms para Oxfam
Publicado : 23 julio 2012

Francia y el Reino Unido exhortados a no ceder a la presión de los Estados Unidos

Los esfuerzos para acabar con el comercio de armas internacional irresponsable y poco regulado corren el riesgo de fracasar, en el momento en que las negociaciones en las Naciones Unidas entran en la semana decisiva, alertaron hoy los activistas.

Las negociaciones, que han continuado en Nueva York durante el fin de semana, ahora están siendo dominadas por los gobiernos escépticos, como Irán, Siria y Cuba, los cuáles tienen el objetivo de que el tratado que se apruebe sea – o incluso de que no haya tratado.

China y Rusia se oponen a negociar derechos humanos y leyes humanitarias efectivas, mientras que EEUU quiere exclusiones que socavarían gravemente la efectividad de cualquier tratado.

Londres y París, que previamente habían sido líderes clave para un tratado fuerte, están ahora bajo la intensa presión de Washington. Se teme que puedan sacrificar la protección de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario para que China, Rusia y los Estados Unidos signen el acuerdo final.

Conversaciones a puerta cerrada

La preocupación creciente radica en que, según se informa, países que habían expresado anteriormente su apoyo a un tratado robusto, como Australia, Francia, Japón o el Reino Unido están ahora rebajando el contenido del texto en la sala de negociaciones – en lugar de focalizar sus esfuerzos en las conversaciones a puerta cerrada con los países más decisivos.

Jeff Abramson, director del secretariado de Control Arms, dijo:

“Todo está en juego esta semana. Un tratado fuerte está todavía a nuestro alcance pero hay un riesgo real de que se nos escape de las manos en el último momento. Ahora es el momento de actuar. Todos los estados que han exigido un Tratado sobre el Comercio de Armas fuerte deben cumplir ahora sus promesas.”

El punto crítico durante los últimos días de negociaciones será el modo en que se conciben los pasos que los gobiernos deberán dar antes de decidir si se autorizan o no las transferencias de armas. Un grupo pequeño de gobiernos rechaza aceptar que las transferencias deberían ser prohibidas si hay un riesgo sustancial de que éstas vayan a ser utilizadas para violar el derecho internacional humanitario o los derechos humanos.

El pasado viernes, un comunicado que destacaba que los principios humanitarios mínimos deben estar incluidos en el tratado recibió el apoyo de 74 estados, entre los cuáles Colombia, Malawi, México, Noruega y Nueva Zelanda, así como de grupos de las regiones de África y del Caribe. Sin embargo, países líderes como Australia, Japón y Francia no lo firmaron.

Anna Macdonald, directora de Control Arms para Oxfam, dijo:

“Más de 70 países, algunos de los cuáles han sido afectados por la violencia armada, han dejado claro que no van a ceder y aceptar un tratado insuficiente.”

“Todavía hay tiempo para que otros alcen su voz y muestren su compromiso para que el acuerdo sea el más fuerte que se pueda alcanzar. Los estados escépticos han estado en el primer plano más de lo que les corresponde. Con cinco días de negociones por delante, es fundamental que quienes apoyan un tratado luchen para defender un texto que realmente salve vidas.”

La munición, tema de creciente preocupación

La posible exclusión de la munición del texto del tratado final también está siendo un tema de creciente preocupación.

Geoff Tunnicliffe, Secretario General de la Alianza Evangélica Mundial, dijo:

“Diariamente somos testigos del coste humano de la violencia armada ilegal. Este tratado ofrece la mejor oportunidad de una generación para terminar con el coste humano del comercio de armas irresponsable. Para que esto sea así, la munición debe incluirse en el acuerdo. Las armas sin balas son inútiles”

Muchos estados de África, de América Latina y del Caribe también señalan que es fundamental que la venta y la transferencia de munición sea cubierta por el nuevo acuerdo, pero diversos países, entre ellos China, Egipto, India y los Estados Unidos reclaman que sea excluida.

Baffour Amoa, Presidente de la Red de Acción de África Occidental sobre las Armas Ligeras, dijo:

“África está inundada de armas ligeras y munición que se utiliza para matar en escala masiva – y África no es la única. Los países afectados deberían mantenerse firmes y apoyar un tratado fuerte y robusto.”

Se espera que el martes circule un borrador completo del texto del tratado, y probablemente éste el fundamento del acuerdo final.

Más información

Actúa ahora: ¡Queremos un tratado a prueba de armas!

Vídeo: Un cortometraje sobre armas

Información complementaria

Armas bajo control es un movimiento global que se moviliza por un Tratado sobre Comercio de Armas (TCA) legalmente vinculante que proteja vidas. Cuenta con 90 coaliciones y organizaciones que mantienen oficinas en más de 125 países.

Muchos de estos activistas están actualmente en Nueva York para exigir a los diplomáticos y a ministros de todo el mundo que negocien un TCA robusto, que comprometa a los estados a acabar con las transferencias de armas y municiones que alimentan conflictos, pobreza y graves violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario.

Contactar

  • Samantha Bolton – media@controlarms.org +1 857 654 63 40
  • Louis Belanger – 1-917-224-0834
  • Zahra Akkerhuys – 1-646-431-5061
Permalink: http://oxf.am/JXD