Foto: Tim Gore/Oxfam

Los beneficios del chocolate de Pascua deberían forzar a Mondelēz a tener un mejor trato para con las mujeres agricultoras

“Cuanto más tiempo pierda Mondelēz en solucionar la des­igualdad de las mujeres en su cadena de suministros, más dudas tendrán los consumi­dores sobre su com­promiso con la sostenibilidad.”
Alison Woodhead
Directora de la campaña Tras la marca de Oxfam
Publicado : 28 de marzo 2013

Con la Pascua al caer, la acción publicitaria se centra sobre Mondelēz

En la semana en la que la Pascua generará la venta de 32 millones de kilos de chocolate, la agencia internacional Oxfam acelera su campaña y se centra en el comprador de cacao más grande del mundo, Mondelēz International, para que solucione los problemas de desigualdad salarial, pobreza y hambre que sufren las mujeres agriculturas que venden su cacao para sus productos. El martes, Mars y Nestlé anunciaron que tomarían medidas para solventar los problemas de sus propias cadenas de suministro, pero Mondelēz todavía no ha hecho ninguna declaración.

Ahora Oxfam centra su campaña en Mondelēz. Los activistas de Oxfam entregarán huevos de Pascua llenos de firmas de más de 67 mil peticiones en la sede central de Mondelēz International en Illinois, EEUU. Oxfam también ha colocado un anuncio de página completa en las publicaciones impresas de los EEUU y publicará anuncios en línea en Twitter, Facebook y en Google en los que se destaca la incapacidad de la empresa para solucionar los problemas de la desigualdad que sufren las mujeres de su cadena de suministros.

“La Pascua es una fiesta muy importante para la venta de golosinas, y Mondelēz obtiene unos beneficios inmensos. Pero incluso así, las agricultoras de cacao apenas ganan 2$ al día", explica Alison Woodhead, directora de la campaña Tras la marca de Oxfam. “Mondelēz tiene que dar un paso al frente y demostrar que se toma en serio la igualdad con las mujeres. Miles de personas ya se han unido para exigir conjuntamente que la empresa tome medidas. Sus competidores ya se han comprometido con el desafío, pero Mondelēz sigue al margen”.

Las empresas chocolateras fabrican noventa millones de conejos de Pascua de chocolate cada año. Mondelēz es el mayor comprador de cacao y tiene gran influencia sobre la industria del chocolate y las vidas de los agricultores del cacao.

Una reciente investigación de Oxfam demostró que algunas mujeres de las cadenas de suministro del cacao cobran menos de la mitad del salario que le correspondería a un hombre, apenas de 2 a 3 dólares al día por su trabajo. En una planta de procesado de cacao de Indonesia, un trabajador confesó a los investigadores que todas las empleadas mujeres fueron despedidas inmediatamente tras exigir sus derechos básicos.

“Cuanto más tiempo pierda Mondelēz en solucionar la desigualdad de las mujeres en su cadena de suministros, más dudas tendrán los consumidores sobre su compromiso con la sostenibilidad”, declara Woodhead. “Debemos reconocer que la empresa ha invertido en cacao sostenible. Pero dado el nivel de pobreza, hambre y desigualdad de su cadena de suministros, no caben dudas de que se puede hacer mucho más”.

Información complementaria

Contactar

Ben Grossman-Cohen, bgrossman-cohen@oxfamamerica.org; 202-777-2907; 202-629-6018, @BenGroCo

Permalink: http://oxf.am/UkV