Favela de Río al lado de un rascacielos de apartamentos.

La estrategia del Banco Mundial debe incluir acciones concretas contra la desigualdad

“Nos preocupa que el Banco eluda adoptar las duras medidas necesarias para revertir el aumento de la desigualdad.”
Emma Seery
portavoz de Oxfam
Publicado : 18 de abril 2013

El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional deben abandonar la teoría económica del "efecto goteo" y liderar la lucha contra la desigualdad si realmente quieren acabar con la pobreza para el año 2030. Así lo ha afirmado Oxfam.

La organización internacional ha señalado que el deseo del Banco de lograr una "prosperidad compartida" resulta preocupantemente vago y ha demandado compromisos concretos para reducir la desigualdad. Oxfam ha subrayado que para acabar con la pobreza extrema es necesaria una distribución más equitativa de los recursos tanto a nivel internacional como dentro de cada país. Los análisis realizados por Oxfam muestran que los 240.000 millones de dólares en los que ha aumentado la riqueza de las 100 personas más ricas del mundo habrían sido suficientes para acabar con la pobreza extrema cuatro veces.

Oxfam hace este llamamiento justo antes de que den comienzo las reuniones anuales de primavera del Banco Mundial y el FMI durante las que se espera que el Banco presente su nueva estrategia para luchar contra la pobreza e impulsar una prosperidad compartida. Los primeros borradores presentados incluyen el compromiso de reducir el número de personas que viven con menos de 1,25 dólares al día a un 3% en los próximos diez años, así como supervisar el crecimiento de los ingresos del 40% de la población con menores ingresos de cada país.

La lucha contra la desigualdad

Emma Seery, portavoz de Oxfam, ha señalado: "El compromiso del Banco Mundial de acabar con la pobreza extrema para el 2030 es un objetivo ambicioso que acogemos con satisfacción. Sin embargo, nos preocupa que el Banco eluda adoptar las duras medidas necesarias para lograr este objetivo y revertir el aumento de la desigualdad”.

“El Banco sabe que es necesario romper el tabú de la desigualdad pero se muestra muy vago sobre cómo hacerlo y ha evitado fijar metas concretas”.

“Si nos fijamos en la situación de Estados Unidos en los años treinta o en la de Brasil hoy en día, la historia nos demuestra claramente que es más factible reducir la desigualdad cuando los gobiernos emprenden acciones para ello. El Banco debe trabajar con el FMI para dar apoyo a los países en desarrollo para que hagan justamente eso. La experiencia nos enseña que dejar que el sector privado haga lo que quiera nunca sacará a las personas más pobres de su situación de pobreza".

Oxfam hace un llamamiento a que la estrategia del Banco Mundial incluya un compromiso explícito a favor de los derechos humanos, entre ellos el derecho a la tierra, al agua, a la sanidad y la educación, que no resulta evidente al no estar incluido en los primeros borradores.

Educación

Oxfam acoge con satisfacción que durante estas reuniones de primavera se preste una atención renovada a la educación pero advierte de que es necesario emprender acciones urgentes para encontrar los 26.000 millones de dólares adicionales necesarios para hacer realidad el derecho de todo niño o niña a recibir una educación básica. La UNESCO ha advertido recientemente que el vacío en la financiación se ha casi duplicado con respecto a los 16.000 millones de dólares necesarios hasta ahora, en parte debido al estancamiento de los flujos de ayuda como consecuencia de la crisis financiera internacional.

Seery afirma: "La incapacidad de destinar fondos a la educación muestra una economía falsa. Los donantes y los países en desarrollo deben actuar para llenar ese vacío. Proporcionar a un niño o niña una educación de calidad es una de las mejores formas de estimular la economía y lograr un mejor futuro para su país".

Información complementaria

Los portavoces de Oxfam están disponibles para hablar sobre la estrategia del Banco Mundial, educación y: 

Reforma agraria: Proteger los derechos de las personas que viven en la pobreza sobre la tierra y el agua es clave para luchar de forma sostenida contra la pobreza y garantizar una distribución justa de los recursos. Oxfam ha hecho un llamamiento al Banco Mundial para que, a través de toda su labor, defienda y refuerce los derechos sobre la tierra para prevenir el acaparamiento de tierras.

Salud: Oxfam hace un llamamiento al Banco Mundial y a los ministros de Economía y Salud africanos, que se reúnen esta semana, a que apoyen la asistencia sanitaria universal y la eliminación de las tasas sanitarias.

Préstamo del FMI a Egipto: Oxfam está disponible para comentar sobre los términos del préstamo propuesto por el FMI.

Reforma del sistema de cuotas del FMI: Es necesario que se realice una reforma a fin de garantizar una representación justa de las economías emergentes y los países pobres.

Cambio climático y desarrollo sostenible: Acogemos con satisfacción el énfasis puesto por Jim Kim en la necesidad de hacer frente al cambio climático y apoyamos la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles. Sin embargo, nos preocupa que estos cambios puedan afectar negativamente a las personas que viven en la pobreza y defendemos que los fondos ahorrados sean destinados a ayudar a las personas más afectadas por los efectos del cambio climático.

Contactar

Para más información o concertar una entrevista con la portavoz de Oxfam contactar con:

Jon Slater +44 7876 476403

Permalink: http://oxf.am/Uwn