Escolares pasando entre agua sucia. Foto: Alun McDonald/Oxfam
Escolares de Gaza vuelven a casa cruzando aguas sucias después que la estación de bombeo fallara por falta de combustible Foto: Alun McDonald/Oxfam

Un año después del alto el fuego en Gaza, los beneficios económicos para el pueblo palestino aún no se han materializado

“La seguridad a largo plazo para los civiles tanto en Gaza como en Israel sólo se materializará si también lo hace el desarrollo. ”
Nishant Pandey
Responsable de Oxfam para los Territorios Ocupados Palestinos e Israel
Publicado : 22 Noviembre 2013

Una nueva crisis se cierne sobre Gaza ante el aumento de los cortes de electricidad  

Un año después del alto el fuego entre el Gobierno de Israel y Hamás, Oxfam ha advertido hoy de que las mejoras económicas prometidas a los habitantes de Gaza aún no se han materializado. 

A pesar del compromiso adquirido en el marco del acuerdo para el cese de hostilidades de facilitar el movimiento de mercancías y personas dentro y fuera de Gaza, 1,7 millones de personas aún viven atrapadas bajo el bloqueo israelí, aisladas casi por completo del mundo exterior. Desde 2012, las exportaciones con origen en Gaza se han reducido a la mitad y los pescadores y agricultores palestinos continúan sin poder acceder a las zonas más productivas.

A pesar de que, desde el punto de vista de la seguridad, los pasados doce meses han sido el periodo más tranquilo de los últimos diez años, las violaciones continúan. Durante el último año, Israel ha realizado más de 300 ataques con fuego, tanto en la frontera como en el mar (la mitad dirigidos contra pescadores de Gaza) y facciones palestinas han lanzado más de 140 misiles de fabricación casera contra Israel.

“El optimismo se ha esfumado”

Gaza se enfrenta ahora a una nueva crisis debido a los cortes de electricidad: cada día, apenas entra en Gaza un 40% del combustible necesario y su precio se ha duplicado. Los cortes de electricidad de entre 12 y 16 horas al día limitan la provisión de servicios básicos como la sanidad o el suministro de agua, y perjudican una economía ya de por sí vulnerable. Esta semana, una de las principales estaciones de bombeo se quedó sin combustible, lo que provocó un vertido de miles de litros de aguas residuales a las calles.

El bloque israelí dejó a la empobrecida población de Gaza sin más alternativas que utilizar los túneles que conectan con Egipto para conseguir alimentos, combustible y materiales de construcción asequibles. El cierre por parte del Gobierno de Egipto de la mayor parte de estos túneles desde julio de 2013 ha exacerbado una situación ya de por sí precaria.

"La gente de Gaza lucha por encontrar un trabajo y poder alimentar a su familia mientras dure el bloqueo. El optimismo de hace un año se ha esfumado y la seguridad a largo plazo para los civiles tanto en Gaza como en Israel sólo se materializará si también lo hace el desarrollo y unas mayores oportunidades económicas", señala Nishant Pandey, responsable de Oxfam para los Territorios Ocupados Palestinos e Israel.

Las consecuencias del bloqueo

  • En los primeros diez meses de 2013, tan sólo 111 camiones de mercancías para la exportación salieron de Gaza, en comparación con los 254 que lo hicieron en 2012 y los más de 5.000 al año que lo hacían antes de que se impusiera el bloqueo. Se prevé que las exportaciones este año sean las más bajas desde 2009. Las importaciones también se han reducido a la mitad en comparación con los niveles anteriores al bloqueo. 
  • Las restricciones de acceso también continúan teniendo un efecto devastador en los medios de subsistencia y la economía. Los pescadores no pueden alejarse más de seis millas náuticas de la costa mientras que los agricultores no pueden acceder a tierras más fértiles en las zonas limítrofes de la franja de Gaza.

  • Más del 80% de la población de Gaza precisa de ayuda humanitaria y se prevé que a finales de este año el 65% de las familias sufran inseguridad alimentaria (en comparación con el 44% que la padecía en 2011). Dos tercios de la población de Gaza tienen suministro de agua salubre tan sólo una vez cada tres o cuatro días.

  • Desde el mes de julio, varios miles de trabajadores del sector de la construcción han perdido sus empleos debido a que la disponibilidad de materiales de construcción se ha reducido a un tercio con respecto a los niveles anteriores al bloqueo. Hasta ahora, el sector de la construcción era una de las pocas industrias que había conseguido crecer bajo el bloqueo. Se estima que el desempleo aumente hasta más del 40% para finales de este año.

  • Tan sólo entre 300.000 y 400.000 litros de combustible entran en Gaza cada día de forma oficial, muy por debajo del millón de litros diario que entraba a través de los túneles y que es necesario para dar suministro a las centrales eléctricas, los hospitales, las unidades de tratamiento de aguas residuales y los hogares de Gaza. Las actuales divisiones internas entre palestinos y las limitaciones presupuestarias se suman a los graves problemas creados por el bloqueo al restringir la entrada de combustible en Gaza.

Hay que parar los ataques a pescadores y agricultores

Oxfam ha urgido a las autoridades israelíes a que permitan el movimiento de personas y mercancías entre Gaza, Cisjordania y el este de Jerusalén, y a no utilizar fuego vivo contra pescadores y agricultores.

La organización también hace un llamamiento al Gobierno de Egipto para que se asegure de que se permite el movimiento de personas y mercancías de Palestina por el paso de Rafah. Oxfam apoya la consecución de un acuerdo negociado e integral para el conflicto de acuerdo con la legislación internacional.

Más información

Crisis en Gaza: el trabajo de Oxfam

Mira la galería de imágenes: Gaza: pescando bajo el fuego

Información complementaria

En el acuerdo de alto el fuego alcanzado entre el Gobierno de Israel y las facciones palestinas, ambos se comprometían a poner fin a las hostilidades e Israel a “tratar la apertura de los pasos fronterizos y facilitar el movimiento de personas y la transferencia de mercancías y abstenerse de restringir el libre movimiento y no arremeter contra los residentes de las áreas fronterizas...".

Contactar

Para más información, contactar con:

Alun McDonald; alun.mcdonald@oxfamnovib.nl ; +972546395002; +972592992208

Permalink: http://oxf.am/wwr